4 Pasos del ¡Período de Incubación del Gato! – (Detalle a detalle)

incubación del gato

Cuando nos enteramos que nuestras gatas están embarazadas es común preguntarse cuánto dura la incubación del gato porque es necesario conocer a fondo el proceso para tener en cuenta los consejos y cuidados que deben ser tomados en cuenta para que nuestra gatita tenga un embarazo feliz y placentero.

Es valioso mencionar que para que se produzca la incubación del gato la gata pasa por cuatro fases en el proceso de reproducción, el primero es conocido como proestro, esta etapa tiene una duración de uno a tres días, en este tiempo la gata cambia su comportamiento, se vuelve más cariñosa y tierna con sus dueños, por lo general se frota mucho contra ellos y con diversos objetos.

Posteriormente inicia el estro, una época también conocida como el celo, la gata aumenta el comportamiento cariñoso durante este tiempo y es el idóneo para que se geste el embarazo, el tiempo de celo puede durar al menos siete días, sin embargo esto puede variar dependiendo varios factores, entre ellos, la raza, el clima y el ambiente.

También puedes leer: ¿Realmente los gatos causan esterilidad en las mujeres?: 4 respuestas a todas tus dudas

Puede ocurrir que durante este tiempo la gata no haya quedado embaraza, entonces comienza lo que se conoce como el diestro, eso implica que la minina ovula sin estar preñada. La última fase se conoce como anestro, tiene una duración de 90 días y se destaca por el cese o inactividad sexual.

Pero si la gatita quedó embarazada, entonces la incubación del gato puede durar entre 62 y 67 días, sin embargo hay rasas que pueden extender el período hasta por 70 días, es el caso de los gatos siameses.
Gata preñada

Los 4 pasos del período de incubación del gato

Es difícil determinar si la gata está preñada en los primeros días de gestación, por eso, si existe la sospecha lo mejor es llevar a la gatita al veterinario y él les dará las indicaciones correspondientes en caso que la minina esté embarazada.

Si la incubación del gato se ha hecho efectiva, uno de los primeros síntomas que mostrará la gata es el aumento o hinchazón de las mamas, de igual forma estas toman un color rosado más intenso, pero esto se notará después de la cuarta semana de gestación.

  1. Semanas 1 – 3: Empieza el embarazo

Una vez que se ejecuta la unión sexual, el macho libera millones de espermatozoides e iniciar la carrera por alcanzar el óvulo y formar una nueva vida. Cuando el esperma más rápido alcanza el óvulo inicia el embarazo, la gata comienza a experimentar cambios hormonales que son representados en los cambios de ánimo.

El gato se formará una vez que la célula fecundada se divida, cinco días después del acto sexual, el embrión viaja al útero donde finalmente se desarrollará y se dará el proceso de la incubación del gato.

Pasados los 20 días ya podrás escuchar los latidos del corazón del o los gatitos, es valioso mencionar que la camada de gatos podrá variar y puede estar conformado entre uno o cinco mininos.  

  1. Semanas 4 – 6: Comienzan los cambios en los cachorros y en la gata

Durante las semanas cuatro, cinco y seis, las células embrionarias trabajar arduamente y aceleran el crecimiento del pequeño minino, de igual forma durante este tiempo se formarán los órganos y los músculos del gatito. Por su parte la gata experimentará nauseas a causa de los profundos cambios hormonales, ya que su cuerpo cambia para albergar a los gatitos que crecen dentro de ella.

Pasados los 30 días de la incubación del gato, estos apenas medirán unos cinco centímetros de longitud, y su peso no sobrepasa los siete gramos, ya para el día 40 los mininos habrán duplicado de tamaño.

En este mismo periodo, la gatita continúa con los cambios físicos, sus pezones se tornarán más rosados y aumentarán el tamaño, ya que se están preparando para amamantar a las camadas.

  1. Semanas 7 – 9: La última etapa del embazo

Entramos en la última etapa del embarazo, en esta fase los gatos desarrollan las características de las razas, por ejemplo el pelaje, también se desarrolla el hocico y los músculos y órganos terminan el crecimiento y se fortalecen.

Para el día 50 de la incubación del gato, los mininos tienen una forma similar a una salchicha por lo alargado, esto significa que el cuerpo de la madre también ha sufrido cambios y es que durante un embarazo, una gata puede aumentar entre un 20 y un 30% su peso debido al crecimiento de los cachorros en el útero.

Se acerca el gran momento, ya para el día 60 estamos más cerca del parto, los mininos alcanzan una longitud de diez centímetros y pueden llegar a pesar hasta 100 gramos.

  1. El parto: ¡Llegó el gran momento!

Una de las preguntas más frecuentes es ¿cómo saber que ha llegado la hora del parto? Pero descuida que tu gata te mostrará claras señales que te indicarán que es tiempo de traer al mundo nuevos gatitos.

Tantos los cambios físicos como el comportamiento son vitales para descifrar la hora de parto, ten en cuenta las siguientes señales:

  • Pérdida de apetito
  • Comportamiento de anidación
  • La felina pasará la lengua por su vulva frecuentemente.

Es importante que durante las últimas semanas estés muy atenta y observes a tu gatita para cerciorarse que no hayas irregularidades en la salud.

El parto de la gata puede variar en torno al tiempo, es decir, los gatitos no siempre nacen en intervalos de tiempo parecidos, una gata que tenga  cuatro gatitos en una hora podría dar a luz. Si tiene una camada más grande, entre ocho y nueve mininos, el parto puede extenderse hasta por cinco horas.

También puedes leer: Edad de los gatos en vida humana y 11 enfermedades comunes

Hay casos en los que los gatitos nacen con una diferencia de 20 minutos, pero también se han presentado casos de hasta 12 horas, por lo general estos gatitos nacen muertos.
Mininos alimentándose

Consejos para el parto de la gata

Si tu minina dará a luz en los próximos días y no sabes qué hacer, no te preocupes porque te daremos sencillos consejos para que sepas cómo actuar y qué hacer cuando llegue el gran momento del parto.

  • La gata caminará por diversos rincones de la casa ¡No te alarmes! La futura madre solo está buscando un lugar tranquilo y apartado para traer al mundo sus cachorros.
  • Ten a la mano toallas y mantas desinfectadas para atender el parto, de igual forma el sitio que elija tu minina para traer a los gatitos, debe contar con agua y alimento en todo momento, para que la gata no tenga necesidad de caminar largos techos a por ellos.
  • Mantén la serenidad, debes estar allí para apoyar a tu gata, concederle paz y tranquilizarla cuando sea necesario. Si la gata busca tus caricias, hazlo, si por el contrario te aruña, déjala tranquila y dale su espacio, el parto puede ser algo estresante para las gatas.
  • Si tu gata muestra afectaciones en la salud, es vital que llames al veterinario de confianza. Algunas de las anomalías más comunes son:
  1. Fiebre
  2. Cansancio
  3. Sangrado
  4. Flujo verdoso y fétido
  5. Dificultad para expulsar a los gatos.

Si todo marcha bien durante el parto, procura que tu minina descanse después de la actividad, limpia todo en los alrededores y deja que la gata disfrute sus cachorros. Los primeros días la gata estará muy atenta a sus pequeños cachorros, así que es probable que si algún extraño los toca se ponga a la defensiva, procura darle algunas caricias a la mamá y ella te permitirá acariciar a sus retoños.
Gata con sus mininos

También puedes leer: 7 Buenos consejos para criar gatos educados ¡Tómalos en cuenta! 

5 Datos curiosos de la Copulación y ¡POR QUÉ Gritan los Gatos cuando se Aparean!

Por qué gritan los gatos cuando se aparean

Quizás hayas saltado del susto al oír repentinamente el maullido desgarrador de una gata copulando. Porque, francamente su forma de manifestar su instinto durante el proceso reproductivo es poco aceptable por los humanos. Pero, ¿ Sabes por qué gritan los gatos cuando se aparean? En el siguiente artículo te daremos las razones, que no son nada alejado de la naturaleza del animal.

Te recomendamos leer: ¿No sabes por qué ronronea un gato? Aquí te explicaremos 9 razones

Mito falso del por qué gritan los gatos cuando se aparean

No son los gatos, son las gatas las que emiten los ruidos fuertes. No se trata de una condición infrahumana en la que los gatos están conectando con entes espirituales malignos o de otro universo paralelo. En lo absoluto. Lo que sucede es que una vez que la gata acepta al macho y estos terminan el acto de apareamiento, la gata emite una señal ante la estimulación que hace el gato para activar su ovulación. En realidad, no les hace daño; cuando la gata maúlla de tal manera, es porque la cópula ha concluido.Mitos de los gatos

Por qué gritan los gatos cuando se aparean y qué tiene que ver el pene del gato

Lo primero que debes saber, es que el órgano reproductivo del gato es bastante particular, en comparación con los perros, pero nada extraño entre algunas especies animales.

Lo que sucede con este es que el pene del gato cuenta con una serie de características fisiológicas que le añaden partes duras y rígidas llamadas espículas; podría decirse que son una especie de púas o pinchos muy pequeños, en proporción con el tamaño del miembro, que es reducido.

Esos pinchos o pequeñas espinas que rodean el pene del gato, realmente son más como pelos de keratina endurecida, es por ello que adquieren una forma de espinas diminutas.

Te recomendamos leer: Descripción subjetiva de un gato: características mas relevantes y mitos!

¿Los gatos castrados también tienen púas en el pene?

La respuesta a esto es no, pero depende del tiempo en que el gato haya sido intervenido para castrarlos, porque si esto se lleva a cabo antes de que la mascota alcance la etapa de la madurez sexual, que va de los 5 a los 8 meses,  lo más seguro es que no haya desarrollado esta parte de su organismo, por lo que llegará a la adultez sin que se le formen los pelos de keratina.Curiosidades de los gatos cuando se aparean

¿Para qué sirven las púas de keratina en el pene de los gatos?

Esta es una condición de los gatos de las que se tiene menos certeza, sin embargo, las razones que los especialistas ofrecen como resultado de estudio de las condiciones fisionómicas de tales características, su formación y ubicación, arrojan dos usos en el miembro del gato:

1. Para asegurar la ovulación:

La primera de estas y quizás las más lógica, es que, durante el proceso reproductivo con la gata, estos llamados pinchos o púas rasgan las paredes de la vagina de las hembras, de una forma moderada para así estimular y asegurar su ovulación. Hay que recalcar que los felinos son una especie altamente reproductiva por naturaleza, debido a su vulnerabilidad.

2. Estimularse sexualmente:

La segunda razón, va ligada al funcionamiento del macho. Pues se considera que estos levantamientos en el pene de los gatos ayudan a que el gato acelere su estimulación física y pueda garantizar la fecundación de forma exitosa en el menor tiempo invertido. Como ya se decía, el fin principal de estos animales es asegurar la reproducción y preservar la especie.Gatos amorosos

5 Datos curiosos de la copulación y por qué gritan los gatos cuando se aparean

1. El pene de los gatos tiene un hueso

Tal como lo lee, el órgano reproductivo del gato cuanta con un hueso llamado «hueso peneano» ¡¿y para qué sirve?! pues, tal como ocurre de gato tiene un hueso llamado hueso peneano o báculo, esta curiosa característica, es precisamente un rasgo que tanto gatos como perros comparten.

El hueso peneano o báculo es una estructura ósea bastante pequeña, que se sitúa en la parte interna del pene de los gatos. La función de este pequeño hueso es ayudar a la penetración del gato y permitir que el pene del animal se mantenga erecto durante más tiempo.

2. Celos de la gata

Inicia cuando la gata entra en etapa de adultez sexual, a partir de ese momento, la hembra dará inicio a su ritual de apareamiento; comenzando a hacer una serie de movimientos, roces y piruetas bastante notorias, con el fin de reclamar la atención de quienes le rodean, pero principalmente de los machos.

Se trata de toda una serie de fases que la gata atraviesa para asegurarse de que el gato macho atienda a sus peticiones, entienda el mensaje y se consume el acto reproductivo.

Te recomendamos leer: El equilibrio para los gatos depende de estos 4 factores.¡Conoce a tu gato!

¿Cómo se da el apareamiento entre los gatos?

Una vez que la hembra ha atravesado sus cuatro fases de celos o «menstruación» si se le quiere llamar de esta manera, aunque las gatas no presentan ninguna hemorragia y su ciclo de celo no es exactamente mensual. Luego de esto, la gata se va a preparar para ser penetrada, dándole posición a su cuerpo en forma diagonal, inclinando lo más bajo que pueda sus patas delanteras y su cabeza, elevando la cola y dándole un movimiento a sus patas traseras que se asemejan a un caminar insinuante.

Cuando esto ocurre, el gato procede a montarse sobre la hembra, mordiéndole el cuello con el objetivo de mantenerla en la posición de apareamiento y así, una vez que la gata lo haya aceptado, asegurarse de que el acto continuará. Pues, por lo general la hembra suele tomar una actitud agresiva pocos minutos después que se consuma la copulación.

Todo el proceso de apareamiento sucede con de forma bastante rápida, con esto nos referimos a la eyaculación y los minutos previos. Una vez que finaliza, es cuando el gato debe alejarse de la gata casi inmediatamente, porque ella responderá de forma atacante para alejarlo con sus uñas. Por ello, suelen verse a los «machos alfa» con lesiones y rasguños en el rostro. Otras veces, son producto de peleas con otros machos por tomar la hembra.

3. El gato permanece atento

El felino, a pesar de ser alejado por la gata, este tiende a mantener una posición de alerta cerca de su hembra, pues, como ocurre con la mayoría de los animales, cuando una hembra está en estado de celo, los machos cercanos querrán montarla, y es eso precisamente lo que el gato más fuerte querrá evitar. Aunque muchas veces, ocurre que un segundo gato logra su cometido.

4. Los gatos se pelean por la hembra en celo

Otra cosa importante, que ocurre durante todo este proceso, son las peleas por la hembra… esta es otra razón de por qué los gatos gritan cuando se aparean. A veces, suelen oírse estruendosas peleas entre gatos, en las cuales es difícil diferenciar si se trata de la hembra o se trata de dos machos luchando por montar a la gata. Muchas de estas peleas, dejan como resultados, graves heridas, infección e incluso complicaciones que pueden acarrear problemas de salud para las mascotas.

5. El «celo» del gato (macho)

A diferencia de las hembras, que prácticamente a los 6 meses pueden estar entrando en su primera fase de celo, los gatos experimentan la madurez sexual unos meses después, cerca de los 8 meses. Por supuesto, esto varía según el ambiente en que se críe el animal y las condiciones climatológicas del espacio en que se desarrolló el animal.

Durante ese período de madurez sexual, o celo que experimenta el gato, suele maullar muy fuerte y dejar rocíos de su orina en diferentes partes, para demostrar que ese olor lo caracteriza, que es un macho adulto y el territorio le pertenece; el olor muchas veces es difícil de soportar para los dueños, y suele confundirse con alguna enfermedad en el animal, pero si su mascota le acompaña desde cachorro, que esto ocurra es totalmente natural.

También sucede que los gatos en celo toman una actitud más inquieta, tornando incluso, un poco agresivos; esto va ligado a que el animal pretenda escapar de casa y perderse por unos días. Es una etapa de descubrimiento para estos animales, donde quieren explorar los cambios en su sistema y desean demostrar su adultez.

4 Fases de la MENSTRUACIÓN de las GATAS que puedes Reconocer Fácilmente

menstruación de las gatas

La menstruación de las gatas, o lo que se suele llama el celo, consiste básicamente en el período en el que el animal se encuentra en un estado sexual receptivo y está en capacidad para reproducirse. Cuando inicia el primer celo de la gata quiere decir que ha llegado a su etapa de madurez sexual.

Por lo general, la gata llega a producirse dentro de los primeros seis meses de vida, variando mucho de acuerdo a las condiciones ambientales en las que nace y crece el animal, la alimentación que recibe la gata, y hasta su raza, son todos estos factores que van a condicionar la menstruación de las gatas.

Lo más común o natural es que suceda, ya cuando la minina haya alcanzado los 2,5 kilos de peso, al menos. A partir de entonces, no existe la menstruación de las gatas propiamente, en realidad, sino más bien un período de ovulación que es por naturaleza, difícil de controlar o estipular en un tiempo exacto, pues es bastante irregular la periodicidad con que se da.Gatitos amorosos

Incluso, ese proceso del celo, la menstruación de las gatas u ovulación, como mejor prefieran llamarlo, puede cambiar de un año a otro, normalmente esto se debe a cómo actúa el sistema del animal conforme a las temperaturas en su entorno. Siendo las temperaturas más cálidas, las que estimulan o aceleran las condiciones reproductivas de las felinas.

Sin embargo, con las gatas que han nacido, se han desarrollado y pasan la mayor parte de su tiempo en casas, domesticadas, suelen vivir bajo unas condiciones ambientales medianamente constantes de temperatura en los espacios internos. En tales casos, quizás la etapa reproductiva de la gata inicie en cualquier momento del año, luego de su primera ovulación.

De hecho, no es extraño que se produzca en un lapso de cada 15 o 21 días con un corto periodo de descanso a mitad de estos días, o en otros casos no tan frecuentes, puede no reincidir en todo un año. Sucede que los gatos genéticamente están formados para sobrevivir, y la propensión a reproducirse es un mecanismo para preservar la raza.

También te puede interesar: ¿Por qué los gatos se erizan? Conoce las 5 razones más comunes

4 Cosas que hacen las gatas cuando están en celo

Para aquellos que ya han convivido con gatos por un período largo, puede que les sea sencillo reconocer cuando su gata está en celo, sin embargo, para quienes aún se les es difícil identificar qué está sucediendo mientras ella (la gata) entra en sus días, acá van unas características del animal.gatas menstruando

1) Los maullidos:

La menstruación de las gatas o el celo es bastante peculiar porque empezamos a escuchar con bastante frecuencia una serie de maullidos bastante alarmantes en un inicio, dado lo fuerte que pueden ser y la frecuencia insistente con que los emite la gata.

2) La mascota inicia una especie de «baile ritual»:

La gata busca siempre rozar y frotar su cuerpo con objetos o con las personas, incluso. Usa para esto, más que todo el cuello y cabeza, comunicando el estado en que se encuentra por si hay algún gato interesa cerca

3) Empieza a aumenta su efusividad al momento de demostrar cariño:

Puede hacer rodando sobre su espalda, como es recurrente en estas mascotas y sobre todo ofreciendo, de alguna manera, sus cuartos traseros, de una manera bastante insisten, levantando su cola para enseñar su zona genital.

4) En algunos casos, las gatas pierden el apetito:

No sucede siempre, pero no es inusual o extraño que, durante la menstruación de las gatas, estas quieran dejar de comer y aumenten la frecuencia de sus micciones, es decir, las gatas empezarán a orinar con mucha más frecuencia y dejarán ciertas marcas cerca de ellas. Esto es porque durante la ovulación, su orina adquiere un olor mucho más intenso y característico, y es una forma de atraer al macho.

También te puede interesar: 6 Olores agradables para gatos ¡Tu mascota te lo agradecerá!

Estas son las 4 fases de la menstruación de las gatas

Ya está dicho que su duración es poco equiparable entre una y otra, por lo que no es tan sencillo determinar en qué momento ocurrirá sin la ayuda de algún especialista. Sin embargo, cuando ocurre, se da en un proceso de cuatro fases que se llaman de la siguiente manera:Gatas en etapa proliferativa

1. Proestro:

Este dura de uno a tres días desde que inicia, es la primera fase de celo del animal, es cuando empieza a comportar más cariñosa, y evidencia la mayoría de las características descritas anteriormente. Sin embargo, aunque la gata empieza a llamar la atención con mucha efusividad en la etapa proestro, no deja que el macho la monte durante estos días. Lo que indica que aún no está lista.

2. Estro:

Es la etapa siguiente al «pro» que dura entre 4 y 6 días si la gata se aparea, o de 10 a 14 día, en caso de que no hay «monta», es decir, no esté en gestación. Es cuando la conducta descrita, alcanza un nivel que puede parecer irritante y en algunos casos, por desconocimiento, puede producir temor en las personas. Sobre todo, los maullidos y la intensidad de estos.

Ocurre, porque la etapa se hace imperante para el animal aparearse, dentro de su sistema natural, es una especie de alerta y su instinto le indica que debe llamar aún más la atención del macho para lograr el apareamiento. Algunas personas suelen pensar que la gata está sufriendo de algún ataque desgarrador, pero en realidad no hay nada de qué preocuparse.

3. Metaestro:

Esta fase es poco aparecida, porque en efecto dura muy poco. De todas es quizás las más precisas, y es porque no pasa de 24 horas. Durante este tiempo la gata rechaza al macho, a veces de forma bastante altiva y agresiva. Ya bien habíamos dicho que el proceso de apareamiento de estos felinos es una especie de ritual.

4. Anestro:

Una vez que acaba la menstruación de la gata, inicia el proceso «Anestro» es la última fase que abarca todo el periodo de descanso, si se quiere, del animal entre un celo y otro. Por supuesto, el tiempo que dure esta, va a depender de todos los factores que se especificaron en un inicio, que influyen en la ovulación de estas mascotas.

¿Las gatas también tiene la regla?

La respuesta a esto es no. Se dice que no, porque en efecto no sucede como con las mujeres o hembras de otras especies, debido a todo lo que abarca el proceso de ovulación. Sin embargo, no está del todo mal referirse al período de actividad reproductiva felina de tal manera, pues es una forma de asociarlo.

Pero vale aclarar que, en su caso, esta es producida por la estimulación una vez que ocurre el apareamiento. En ese momento, óvulo de la gata se desprende en un lapso que va entre las 20 y las 48 horas luego de la copulación para volverse fértil durante al menos 24 horas continuas.

Lo que no ocurre, es que la gatita presente algún tipo de hemorragias durante este proceso. De hecho, aun en los casos menos frecuentes en que la gata ovule sin haber sido montada, es decir, de forma espontánea, el sangrado que evidencian otras especies como los perros, no ocurre en ellas.

¿De qué sirve la esterilización de las gatas?

En primera instancia, esta es una medida para disminuir la sobrepoblación de gatos que existe en buena parte del mundo, sobre todo en países donde el control animal no es una política de estado. Además de ello, en muchos casos también ayudan a salvaguardar la vida de las mascotas pues reduce el riesgo de padecer enfermedades relacionadas al cáncer.

Si esto se practica antes del primer celo o la primera menstruación de las gatas, como también se le llama, se estaría eliminando también la conducta por instinto que la gata asume cuando está en su etapa de apareamiento. Tal como se ha dicho en las fases de las gatas en celo.

También te puede interesar: Los gatos pueden comer coco ¡Pero no diariamente! 

4 Fases del CELO de las GATAS + ¡4 Datos Vitales que no puedes ignorar!

celo en las gatas

El estro, mayor conocido por nosotros como el celo en las gatas, es un proceso totalmente natural, posiblemente ustedes se sientan mal cuando descubren que sus bebés peludos quieren tener esta especie de…intimidad con otros gatos, pero debemos asumirlo y prepararnos para ello.

El celo en las gatas conocido como ciclo estral, hace referencia a un ciclo de reproducción donde la gata esta preparada y receptiva a la actividad sexual para  poder procrear. Este cambio produce alteraciones en la conducta de la gata:

  • Se vuelve más juguetona.
  • Maulla (muy fuerte) para atraer la atención de los gatos machos.
  • Usualmente se escapan de casa (para aquellas gatas caseras)
  • Algunas gatas pueden volverse un tanto nerviosas.
  • las gatas pueden lamer sus órganos sexuales a causa de la inflamación.

las gatas cambian de actitud

Algo muy curioso en las gatas es que este periodo de celo puede variar, de acuerdo a su raza o a su ambiente cotidiano (en caso de que sea gata callejera o de interiores).

  • Las gatas siamesas, por ser de pelo corto, reciben más el calor y la luz del sol, lo que las hace precoces en el celo, alrededor del cuarto mes podrían tenerlo.
  • Las gatas persas, mas peludas o de pelo largo suelen “atrazarse” en su celo, que podría pasar entre los catorce y diecisiete meses.

Es tan increíble que incluso la luz del sol afecta el celo de las pequeñas peludas, en otras palabras, de acuerdo al medio ambiente donde se encuentra la gata, varia el ciclo estral (celo) en ellas. En consecuencia:

En zonas tropicales: las gatas, como mamíferos, logran adaptarse de acuerdo a la condición favorable para ellos, quiere decir, cuando tengan y sea más cómodo hallar alimentos, la temperatura y cuando estén más rodeadas de otros gatos machos.

También puedes leer: ¿Qué significa el bufido del gato? Anota estos 3 importantes aspectos

En los climas templados: las gatas elegirán la época donde el clima este a su favor, evitan tener que reproducirse en invierno e inicio del verano, cabe destacar que estas son medidas que toman en cuenta las gatas callejeras, porque notablemente una gata de casa no tendrá preocupaciones por… nada.

4 Datos sobre el celo de las gatas

  • El celo de las gatas podrá aparecer en distintas ocasiones en un mismo año, esto dependerá del ambiente en el que se encuentra la gata y su raza, en cada caso es diferente de acuerdo a la gata.
  • El primer celo en las pequeñas peludas es entre los seis y nueve meses, pero, nuevamente, cada caso es diferente y podría suceder hasta a sus cinco meses de vida o por el contrario, podría atrasarse hasta los doce o quince meses.
  • Factores como el peso, la luz del sol, los gatos a su alrededor y su raza serán importantes en el celo de las gatas.
  • Las felinas no manchan durante su celo, ellas poseen una ovulación inducida, dicho de otra forma, su ovulación es producida en la cópula.

El celo es diferente en cada gata

Otro dato interesante es que el celo de las gatas depende de cuánto calor del sol reciben, cuando hay más horas con luz solar más propenso es de que comience el celo, esto es porque las gatas poseen un ciclo poliéstricas estacional, quiere decir, dependen de la luz del sol. En ese caso, la primavera es la estación del año indicada para que las gatas callejeras tengan su celo, además de presentarse en varias ocasiones de manera continúa en caso de no quedar preñadas.

En contraparte, las gatas de casa no tendrán problema en cuanto a la temperatura, ellas están cómodas en el interior de sus viviendas donde fácilmente en época de lluvias o invierno pueden tener celo sin que le afecte para nada la estación. La importancia de esto, es que en la primavera es donde ellas reciben más la luz del sol, y según sus instintos salvajes donde el mismo ambiente le envía señales de seguridad o comodidad. En consecuencia, cuando reciben más luz del sol están más propensas a entrar en celos porque conocen que es la época correcta para procrear, pues podrán conseguir más alimentos, y estar salvos por un tiempo para lograr criar a sus cachorros hasta que ellos puedan estar por su propia cuenta.

4 Fases del celo en las gatas

Estas fases nos orientan de cómo funciona el organismo de nuestras peludas consentidas

1.- Proestro:

Es la etapa inicial, tiene una duración de tres a cuatro días sin cambios físicos, todo será un cambio de conducta donde la gata será más juguetona, maullará, se mostrará más receptiva al cariño de sus amos, puede tener más apetito, atraerá a los machos, será más cercana a ellos pero no permitirá un acto sexual.

2. Estro:

La gata está preparada para reproducirse, esta es el celo en sí. Su duración usualmente es de siete días, será mucho más receptiva con todos, en especial los gatos machos, continúan los maullidos, y podemos decir en este punto que las gatas se convierten en unas desvergonzadas.

También puedes leer: ¿Sabes cuánto puede saltar un gato? 12 Curiosidades de felinos saltadores

3.- Diestro:

Es una etapa donde podrá notarse si la gata queda preñada o continuaran sus celos; usualmente la gata rechazara muchos pretendientes, hasta que logre con alguno tener el acto sexual y tratar de procrear, si lo logra, pues ya estará en una etapa de gestación. Por el contrario, si no es exitoso su acto, ella podrá entrar en un tiempo de pseudopreñez o embarazo psicológico (un desorden hormonal en la gata). De hecho, es una etapa entre un celo y otro.

4.- Anesto:

Es el descanso. En un tiempo de noventa días donde la gata podrá descansar de la actividad sexual, porque su cuerpo no produce las hormonas sexuales.

Para ser sincera, es algo complicado, pero podemos tener en cuenta que el celo durará entre ocho a quince días y si la gata no ha sido montada, volverá a repetirse el ciclo. También debemos tomar precauciones después de la gestación, pues la gata luego de tener su camada puede volver a quedar embarazada mientras no los alimente de su propia leche.

No es obligatorio que las gatas sean madres

Previsiones durante el celo de las gatas

1.- vigilar a la gata: parece tarea difícil, porque ellas suelen hacer lo que les venga en gana. Pero en caso de que puedan mantenerlas “encerradas”, puede ser una buena solución.

2.- La mejor recomendación es esta: esterilización. Principalmente evita enfermedades como el cáncer, infecciones, enfermedades en el útero y ovario. Incluso mejora su conducta, las gatas cuando tienen el celo se muestran intensas, con muchos maullidos y andanzas callejeras; además de mantener preocupado a sus dueños. Nuestra minina podrá tener celo hasta cuatro veces al año si no esta esterilizada, es por ello que es una buena solución que evitará muchos dolores de cabeza y para la salud de la gata misma.

Despues de tener una camada la gata puede ser esterilizada

Suelen recomendar la esterilización entre seis a ocho meses, pero todo dependerá de su madurez, por lo tanto, el mejor momento es consultarlo con un veterinario. En cuanto a tratamientos anticonceptivos o para prohibir el celo en la gata, deben ser muy cuidadosos, pues en estos casos podrían producir más enfermedades en las gatas o causar desordenes hormonales en ellas. Si quieren elegir esta opción, llévenla primero a un veterinario y ellos receten el medicamento adecuada para tu gata, recuerda que no todas tienen un mismo organismo.

Por eso lo más recomendable es la esterilización en gatas, y castración en gatos, en ambos es mejor realizar el proceso por su salud, para evitar tantos gatitos abandonados, y para cuidarlos más, de hecho, cuando están esterilizadas ya no tendrán tantas necesidades de salir de casa porque en ella tienen todo.

También puedes leer: 6 Olores agradables para gatos ¡Tu mascota te lo agradecerá!