5 Razas de Gatos que no dan Alergias ➕ Tips para Personas Alérgicas a Gatos

Las alergias que se presentan por causa del contacto con los gatos son más comunes de lo que se piensa. Se considera que hasta un 10% de la población presenta este tipo de reacción inmunológica al contacto con estos felinos domésticos, pero si eres de los que mueres por los gatos, aquí te traemos los Razas de Gatos que no dan alergias más nombradas.

Estos animales son amorosos, tiernos, dulces, muy cariñosos, físicamente bellos, juguetones, es decir, poseen un cúmulo de características que los hacen ideales para ser la compañía perfecta de aquellos amantes de las mascotas.

¿Qué es lo que origina la alergia hacia los gatos?

Tristemente, muchas personas son extremadamente sensibles a cualquier ronroneo, caricia, arañazo o contacto físico continuo con los gatos, desembocando en el desarrollo de diversos síntomas típicos de la alergia, como, por ejemplo:

  • Congestión nasal
  • Lagrimeo o epifora
  • Irritación
  • Enrojecimiento del área de contacto
  • Dificultad para respirar o activación de los síntomas clásicos del asma en personas que sufren de alergias.

Al contrario de lo que comúnmente se piensa, la mayoría de las personas que presentan este tipo de reacción no la sufren como consecuencia del contacto con el pelo de los gatos, sino como resultado de la exposición a una proteína la cual es denominada como Fel D1.

consecuencia del contacto con el pelo de los gatos

Esta proteína se encuentra principalmente ubicada en la saliva, en el sudor de los gatos y hasta en la orina de los mismos, y como los gatos se acicalan lamiendo sus pelos, de esta manera esparcen dicha proteína por todo su cuerpo posibilitando de esta forma, el contacto y la exposición humana a la misma.

Siendo ésta muy pequeña, la misma puede durar inerte en el aire por una cantidad considerable de tiempo, pudiendo adherirse a la piel o a la ropa con relativa facilidad.

Esta proteína puede incluso ser transportada a sitios o lugares lejanos o apartados en los cuales no cohabiten los gatos, como, por ejemplo: un hospital, un aula de clases, un edificio de oficinas, etc.

Esta condición anteriormente descrita, no debe ser limitativa para que las personas vean circunscrita su cercanía con estos animales, al contrario, las mismas pueden optar por una serie de razas de gatos hipoalergénicos las cuales son, al mínimo, desencadenantes de estos síntomas en las personas que los rodean.

5 Razas de Gatos que no dan Alergias

Hay que tener en consideración que los gatos “hipoalergénicos 100%” no existen, puesto que todas las razas en mayor o menor medida, son productoras de esta proteína.

Estos gatos que a continuación se mencionarán, son animales que secretan la mencionada proteína en cantidades mucho menores a los de otras razas. Al ser productores mínimos, se convierten en gatos ideales para la sana coexistencia con aquellos seres humanos que se ven afectados por los síntomas de las alergias.

Sin embargo, también se debe tener en consideración que cada persona es única en su organismo y, por lo tanto, que un individuo no se vea afectado por una raza de gatos no está ligado estrictamente a que otro individuo no se pueda ver afectado, motivo por el cual es importante tomar en cuenta todas las consideraciones que en este artículo desarrollaremos.

Dicho lo anterior, las razas que se consideran más aptas para los dueños de gatos con condición alérgica son las siguientes:

1.    Gato Siberiano

Esta raza de gatos es de pelo largo, abundante y esponjoso, y a pesar de su apariencia se considera la raza de gato más adecuada para las personas alérgicas, puesto que son los que poseen la menor concentración de proteína Fel D1, siendo entonces probable que sea el que menos desencadene reacciones alérgicas en sus dueños.

  Gato Siberiano

Es una mascota adorable, muy sociable y muy comunicativa, además de afectuosa con los niños y con otros animales.

Aun así, es de considerar que adoptar o criar a un gato de esta raza no garantiza que nunca aparezca alguna reacción alérgica, puesto que los alérgenos se encuentran perfectamente presentes, aunque en ínfima cantidad.

Es recomendable que, por la cantidad de pelo que posee el gato siberiano, se deba peinar su amplia melena constantemente para evitar enredos en su cabello y así mantenerlo saludable.

2.    Gato Devon Rex

Es una raza de gato apta para los alérgicos puesto que poseen un pelaje suave, bastante corto y rizado, y hasta poseen partes de su cuerpo en las cuales no hay pelo, siendo esto normal en esta raza.

Las anteriores son características que permiten describirlo como un gato hipoalergénico o una de las Razas de Gatos que no dan Alergias, puesto que, por la forma de su pelo, el gato Devon Rex no lo suelta en cantidad como lo hacen las otras razas, por lo que la exposición al alérgeno se verá menos posibilitada.

Gato Devon Rex

Es una raza de gato de tamaño mediano, de cuerpo alargado y bastante musculoso. Se considera una raza de gato sumamente juguetona, que disfruta mucho de la compañía de los seres humanos que la rodean o de otras mascotas.

3.    Gato Bengalí

Es un gato de pelaje sumamente fino y largo, lo que implica que el mismo requiera de menos cepillado que otros gatos.

Es de los gatos que menos lame su pelaje, por lo tanto, esparce en menor cantidad el alérgeno Fel D1 causante de los síntomas en las personas que lo rodean.

El gato bengalí es una animal juguetón y amigable, al que le gusta compartir con personas en un sofá o en una cama por largos ratos del día. Es un animal que no le gusta la soledad.

Gato Bengalí

4.    Gato Oriental de pelo corto

Es un gato diverso en cuanto a su forma y tamaño, pero aun así comparte la característica común de que su pelaje es corto y bastante fino, lo que hace que a su vez pierdan muy poco pelo.

Es recomendable que peines el gato con frecuencia, de esta manera perderá poco pelo y así se disminuirá la posibilidad de contacto con la proteína Fel D1.

Gato Oriental de pelo corto

5.    Gato Javanés

También denominado como gato Oriental de pelo largo, es un gato que solo tiene una capa de pelo, por lo que existe menos probabilidad de dispersión de pelusa y piel muerta en el hogar. Es una de las Razas de Gatos que no dan Alergias que puedes tener en casa para consentir.

Es un gato que produce y esparce menos alérgeno porque tiene menos pelo. Es un gato elegante de pelo fino, sedoso y brillante de diferentes colores.

Esta raza de gato, a diferencia de las anteriores, es una raza bastante independiente y no requiere la compañía constante de un ser humano o de otras mascotas para poder vivir.

Las características físicas y conductuales previamente descritas lo hacen un gato ideal para aquellas personas que, por su condición de horarios laborales o por su condición de alérgicos, no puedan convivir con otra raza de felinos. A pesar de eso, no es recomendable dejar al animal solo por más de 12 horas en un sitio encerrado.

Gato Javanés

Estas son las principales razas de gatos recomendables para la convivencia con personas que, por su condición inmunológica, son propensas al desarrollo de síntomas alérgicos a contacto con aquellas sustancias desencadenantes.

Características que hacen a los gatos menos alergénicos

Se debe tomar en cuenta que existen condiciones que hacen que los gatos sean menos productores de sustancias alergénicas, entre ellas destacan:

  1. Color: Los gatos con tonalidad de pelo oscura son más propensos a desarrollar alérgenos que los gatos con pelaje claro.
  2. Género: La testosterona es la hormona que tiende a aumentar la producción de la proteína Fel D1, la cual, como recordamos, es la principal causante de la sintomatología alérgica en los seres humanos, por lo tanto, los gatos machos tienden a producir mayor cantidad de esta proteína que las hembras.
  3. Edad: Los gatitos producen menor cantidad de sustancias alergénicas que los adultos.
  4. Castración: Los gatos machos castrados están menos proclives a producir dicha proteína porque su secreción de testosterona está disminuida.

Tips a tomar en consideración para relacionarte con gatos si sufres de alergia

Son muchos los consejos a tomar en cuenta si convives con una persona alérgica a los gatos, pero, a su vez, deseas compartir tu vida con uno de estos adorables animales.

Ciertamente no es la situación ideal, pero al optar por estas recomendaciones disminuyes al mínimo la posibilidad de desarrollar desagradables síntomas que reduzcan tu calidad de vida, o la de tu familiar, y la posibilidad de efectiva convivencia con los gatos, por lo tanto:

1.    Mantén cerrada tu habitación

Es importante mantener o disminuir al mínimo el contacto de la persona alérgica con el pelo del gato, en especial en los dormitorios o habitaciones, porque son los lugares de mayor contacto íntimo.

2.    Cepillar al gato

Siempre mantén al gato con su pelaje cepillado y acicalado, de esta manera evitas, en la medida de lo posible, que su pelaje se desprenda y, por lo tanto, evitas o disminuyes el contacto del alérgeno para contigo.

persona alérgica a los gatos

3.    Elimina el uso de alfombras y muebles tapizados

Estos elementos son acumuladores de ácaros y de pelos de gatos, por lo tanto, son una fuente altamente predisponente de contacto con sustancias alergénicas.

4.    Mantén la caja de arena limpia

Debido a que los gatos pueden expulsar la proteína Fel D1 por la orina, es importante que su caja de arena este constantemente limpia y evitar al mínimo la manipulación por la persona en la que se desencadena la reacción alérgica.

5.    Castración

Los gatos castrados ofrecen menor posibilidad de producción de alérgenos, por lo tanto, considera castrar a tu animal llevándolo a un veterinario para disminuir al mínimo su secreción de Fel D1.

6.    Purificadores de aire

Estos aparatos eléctricos te ayudarán a retirar con efectividad cualquier sustancia alergénica que se encuentre en el ambiente.

7.    Limpieza constante

Mantener la pulcritud y la higiene en tu hogar es fundamental para evitar al mínimo la acumulación de pelusa portadora de la proteína alergénica.

Limpia constantemente tu cama, muebles, cortinas, pisos, recodos, paredes, lava bien tu ropa y zapatos, almohadas, sábanas, cobertones, etc.

8.    Lavado de manos

Cada vez que mantienes contacto cercano con tu gato, lava tus manos y tus brazos, es decir, toda aquella superficie corporal que haya estado expuesta al contacto animal.

9.    Baño al animal

Considera bañar a tu gato cuando sea necesario usando productos de higiene adecuados para gatos, con el objetivo de mantener la salud de su piel y de su pelo y disminuir su caída.

10. Uso de medicamentos antialérgicos

Si las consideraciones previas no surten el efecto esperado, contempla la posibilidad de acudir a tu médico veterinario con la finalidad de que el mismo te prescriba medicamentos o fármacos que reduzcan los síntomas alérgicos que se puedan presentar.

Estas consideraciones previas, junto a las Razas de Gatos que no dan Alergias que más te guste, permiten que, en resumidas cuentas, sea posible la convivencia con estos animales de forma sana y adecuada para los dueños.

Deja un comentario