3 Datos curiosos acerca de la raza de gatos British ¡Los amarás!

Spread the love

La raza de gatos British surgió del cruce entre los gatos que trasladaron las legiones romanas a la antigua Britania con los gatos naturales de la zona. Para protegerse del clima británico de lluvia y humedad desarrollaron su característico pelaje doble, muy tupido y corto que lo hace inconfundible. Se destacan además por ser muy cariñosos, pero hay datos curiosos de estos gatos, específicamente en su historia.
gatos peludos

3 Datos curiosos de la raza de gatos British

  1. Es una de las razas más populares:

Se trata del gato por excelencia de Inglaterra, país en el que la raza es de las más populares. Es un gato más bien grande, de formas muy redondas y en el que se admiten todos los colores. El primer acercamiento con  la raza de gatos British se produjo en una exposición realizada por el artista Harrison Heir en 1871 en el Crystal Palace de Londres.

  1. Su población fue destruida en los años 40:

Como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, la población de British quedó destruida. Para recuperar la raza que se había casi extinto los criadores se vieron obligados a realizar cruces con otras razas, como por ejemplo los Persas.

  1. La raza se amplió:

Luego de los cruces genéticos, la raza British obtuvo nuevas características físicas, entre ellos colores, estructura ósea y también surgieron ejemplares de pelo largo. La nueva familia de felinos domésticos fue nombrada British Longhair, y actualmente es reconocida en algunas asociaciones felinas como TICA y WCF pero no así en otras como FIFE.

Actualmente se define al gato British como un felino compacto y equilibrado, con cuerpo fuerte y pecho ancho, patas y cola cortas, gruesas y redondeadas. Por su parte, son particularmente de orejas pequeñas, redondeadas en la punta y distinguidamente separadas. Mejillas sobresalientes y barbilla firme, además, poseen ojos redondos, grandes y bien abiertos, con una nariz ancha y corta. Su pelo es corto y muy denso.
mininos tiernos

Características físicas de los British Shorthair

  1. El color del pelaje:

El abanico de colores en la raza de gatos British es muy amplio, desde el negro, azul, rojo, crema, chocolate, lila, tortugas hasta los últimos reconocidos, el cinnamon y fawn. Si genéticamente se cruzan con algún otro blanco se tendrá como resultado los bicolores y tricolores, o incluso blancos enteros. Se debe tener en cuenta, que los llamados tortugas son el resultado de un color mezclado con el crema o el rojo y tricolores sólo pueden ser hembras.

Además, los patrones de color que podemos encontrar en el British son tabby, spotted y colorpoint, cabe destacar que estos patrones aún son poco conocidos en España, pero en los últimos años algunos criadores están empezando a ver buenos ejemplares. Los gatos domésticos British de color azul son los más conocidos, sin embargo, no hay que confundirlos con otros linajes cuyos ejemplares sólo pueden ser de este color, como el Cartujo o el Azul Ruso.

Los colores del british shorthair son:

  • Blanco:

Blanco puro, con toques amarillentos. Los ojos en este color pueden ser zafiro profundo, azul, oro o cobre y la nariz y las almohadillas son de color rosa.

  • Negro:

Negro completo, desde la raíz, sin pelaje de color blanco. Los ojos de este pelaje pueden ser dorados o cobres y la nariz, almohadillas son negras.

  • Azul:

Es el color más característico y popular de la raza. Puede ser azul claro o mediano, sin marcas de otros colores. Los ojos serán dorados o cobre.

  • Rojo:

Rojo profundo, sin marcas de color blanco. Los ojos serán dorados o cobre.

  • Crema:

Siempre en tonos claros, los ojos serán dorados o cobre.

  • Ahumado:

Se aceptan distintas tonalidades grisáceas.

El gato de raza British puede conseguir un peso adulto de entre 4 y 8 kilogramos de peso.

  1. Color de los ojos

En cuanto al color de los ojos de la raza de gatos British, va acorde con el manto y patrón, siendo lo habitual el color cobre anaranjado, pero también podemos tener ojos azules y verdes en los British silvertabby y goldenshaded. Las hembras, ligeramente menos toscas que los machos, los cuales tienen una barbilla más grande.

Estos detalles se pueden apreciar cuando el gato alcanza la madurez sexual y el desarrollo completo, alrededor de los 3 o 5 años de vida. En cuanto al pelaje de estos conocidos gatos de peluche es corto, muy denso, pegado y firme al tacto, de aspecto reluciente. Al contrario de lo que pueda parecer, esta raza no posee doble capa o lanilla interna.
Gatitos British

Un peludo de carácter tranquilo

Uno de los aspectos por los que tanta gente se desvive por la raza de gatos British es su carácter. Es un gato tranquilo, juguetón aún en edades adultas y muy cariñosos. Se caracteriza por no ser un gato independiente, es feliz estando en compañía de sus dueños, recibiéndolos al llegar a casa y buscando siempre el contacto o la cercanía. Es de suma importancia conocer que se lleva bien con los niños y con otros animales puesto que no es agresivo ni territorial, comparándolo con otras razas. Es por ello, que se le considera el compañero perfecto para convivir en nuestra casa.

Con su aspecto de osito de peluche, este gato es apacible, alegre, paciente, bien equilibrado y poco emotivo. De carácter estable, se adapta tan bien a la ciudad como al campo, donde ha demostrado ser
un cazador nato. Sociable con sus congéneres y con los perros, puede mostrarse activo y juguetón. Es muy afectuoso pero no llega a hacerse pesado.
características de los British

4 Enfermedades comunes en los British

La gran corpulencia de los british shorthair ejerce una carga importante sobre sus huesos y articulaciones. Generalmente, ningún gato está libre de sufrir enfermedades, pero en el caso de los animales de raza estas aparecen con frecuencia debido a la reserva genética reducida de forma artificial.

  • Enfermedades articulares

  • Enfermedades cardíacas como la miocardiopatía hipertrófica

  • Enfermedad sanguínea, como la hemofilia B

  • Enfermedad renal poliquística también es bien conocida en los círculos de criadores

Los quistes renales son hereditarios y afectan con frecuencia a los británicos de pelo corto, a los persas y a los exóticos de pelo corto. Los síntomas solo se manifiestan a una edad avanzada, por lo que muchos gatos de criaderos ya han transmitido el gen a sus crías antes de detectarlo. La enfermedad renal poliquística se hereda de forma dominante, esto quiere decir que un gato con quistes siempre se los va a transmitir a sus crías. Un examen por ultrasonido a partir de la décima semana de vida puede detectar la predisposición a esta enfermedad.

Por ello, los gatos de criaderos deben examinarse con regularidad por un veterinario para excluir las enfermedades hereditarias y prevenir su transmisión a las crías. En caso de adquirir a tu gato en un criadero, deberías poder consultar los informes veterinarios de sus progenitores.
Cuidados de los British

Los 6 cuidados básicos si tienes un British Shorthair

El british shorthair o gato británico, es una raza que no precisa cuidados excesivos. Sin embargo, seguir estos 6 cuidados básicos te ayudará a mantenerlo feliz, cuidado y con un pelaje envidiable:

     1.Limpieza facial:

Es importante que de forma regular (y siempre que sea necesario) limpiemos con la ayuda de una gasa húmeda de clorhexidina diluida, suero e incluso con manzanilla, los lagrimales y los restos de suciedad que puedan quedar en la boca del felino. A partir de los 8 – 10 años es cuando empezaremos a observar una mayor acumulación de suciedad.

     2. Limpieza dental:

Al igual que sucede con los las personas, la dentadura definitiva de los gatos no es reemplazable, por lo que es importante cuidarla adecuadamente. Será indicado empezar a limpiar sus dientes desde su etapa de cachorro para habituarle correctamente y que nos permita llevar a cabo este ritual. Podemos hacerlo entre 2 y 5 veces a la semana.

     3. Limpieza auricular:

Las orejas son una zona del cuerpo que tiende a acumular mucha suciedad. Aunque en principio no es necesario limpiar el pabellón auditivo, sería recomendable pasar una gasa de vez en cuando para poder detectar la presencia de ácaros si los hubiera.

     4. Corte de uñas:

Los gatos no necesitan que recortemos sus uñas, se las liman ellos mismos en el rascador que les hayamos proporcionado. No obstante, algunos gatos, ya sea por la vejez o por alguna enfermedad pueden dejar de hacerlo. Es importante saber cómo cortar correctamente las uñas a un gato para no hacerle daño.

      5. El baño:

Al igual que ocurre con el corte de uñas, los gatos no necesitan ser bañados, se limpian a sí mismos. Solo hay que hacerlo en caso de sufrir una infestación parasitaria o estar realmente sucios.

     6. El cepillado:

Para mantener un pelaje bonito, sin suciedad y sin pelo muerto será imprescindible cepillar al gato de forma regular. Podemos hacerlo entre 2 y 3 veces a la semana.

No olvides que para que tu gato de raza british sea feliz necesitará algunos elementos básicos en su hogar, tales como una cama cómoda y mullida para dormir, juguetes y accesorios variados para jugar, residencias felinas, rascadores y un nido.

Acerca de la alimentación, será fundamental buscar un alimento completo y de calidad. Recomendamos no dejar comida ad libitum, es decir, siempre disponible, ya que podemos descontrolar las cantidades y estar fomentando la obesidad sin darnos cuenta. La opción más indicada consistirá en ofrecer la cantidad diaria recomendada en su bol una única vez al día.

Deja un comentario