Los Pelos de Gato Causan Esterilidad – 5 Mitos más comunes y Absurdos

Spread the love

Quizás en alguna oportunidad has escuchado que los gatos no pueden estar cerca de las mujeres porque, al parecer, los pelos de gato causan esterilidad, pero en realidad en base a este tema han surgido muchos mitos a causa del desconocimiento y la poca indagación, muchas veces nos dejamos llevar por viejos dichos o teorías que no cuentan con ningún tipo de rigor científico, y es una idea que se va transmitiendo de generación en generación.

Por lo general escuchamos desde que los pelos de gato causan esterilidad hasta que pueden dejar ciego a una persona, todas estas suposiciones son falsas y así lo demuestran diversos estudios realizados en prestigiosas universidades del mundo. Los gatos son animales muy aseados, se destacan por un fino sentido del olfato que les indica qué está limpio y que está sucio, dónde pueden comer y en qué sitio realizar sus necesidades, aunado a ello, limpian su pelaje para mantenerse pulcros, así que el pelo del gato no significa una gran amenaza más allá de tener que limpiarlos porque algunas razas botan mucho pelo.

También puedes leer: Las 5 enfermedades del gato doméstico más comunes
Pelos de gatos por todos lados

Los pelos de gato causan esterilidad: Los 5 mitos más comunes y absurdos

  1. Los pelos de gato causan esterilidad:

Mucho se dice acerca de los problemas de salud que se pueden derivar por tener un gato en casa, sin embargo esto dependerá del cuidado que tengamos con nuestras mascotas. Al igual que otros animales, los gatos pueden transmitir enfermedades pero rara vez ocurre con los humanos, por ende es totalmente falso ese mito que sostiene que los pelos de gato causan esterilidad.

Esta supuesta realidad que a muchas inquieta, puede estar asociada con la toxoplasmosis, una infección parasitaria transmitida por el parásito toxoplasma gondii el cual se encuentra en las heces del gato, pero también en alimentos crudos, en la comida poco cocinada y frutas mal lavadas. Un dato curioso es que a las embarazadas por lo general les prohíben comer carne cruda y jamón serrano porque pueden ser potentes portadores de toxoplasma gondii.

  1. Los pelos de los gatos causan enfermedades:

Una cosa es ser alérgico y otra muy distinta que los pelos del gatos lleguen a ocasionar enfermedades en los humanos, esto es falso, esta idea concebida no es más que un mito urbano.

Es valioso mencionar que nuestros sistemas inmunes reaccionan ante sustancias o partículas extrañas para protegernos, de allí provienen las alergias. En el caso de los gatos, la saliva y la orina poseen proteínas inocuas que provocan las alergias, pero esto es más común de lo que crees, ya que entre 15 y 35% de las personas que tienen animales en sus casas padecen alergias, así que no se trata exclusivamente del pelo del gato.

  1. Los pelos del gato son del diablo:

Probablemente has escuchado esto de alguna abuela o alguna tía que se deje llevar por leyendas ancestrales, pero lo cierto es que los gatos son animales comunes y corrientes y sus pelos no son malditos ni poseen poderes sobrenaturales como sostienen algunos, este quizás es uno de los mitos más absurdos y raro.

Quienes aún lo mantienen se basan en las creencias de la edad media cuando solían pensar que los felinos eran animales con capacidades infrahumanas, sin embargo nuestros amigos peludos solo son mascotas queridas que nos entregan su compañía y su amor a cambio de mimos.

  1. Generan bolas de pelo dentro del cuerpo humano:

Los gatos se han convertido en excelentes mascotas, especialmente para los niños por tener un comportamiento sereno, sin embargo surgen muchas hipótesis en tono al pelaje de los mininos, uno de los más escuchados es ese de la formación de quistes o bolas del pelo dentro del cuerpo humano.

Los gatos lamen su pelaje con regularidad para mantenerse aseados, es común que los pelos desprendidos se unan a la saliva y los ingieran, originando las bolas de pelo, pero en el cuerpo de los gatos, no en los humanos.

Asimismo otro sonado mito es el que sostiene que la inhalación de pelos podría generar bolas en los pulmones de las personas y ocasionar afecciones respiratorias, esto es totalmente falso. Los únicos que pueden resultar afectados o solo por el contacto son los alérgicos.

Los expertos recomiendan cepillar consecutivamente a nuestras mascotas para evitar que desprenda tantos pelos.

  1. Los pelos asfixian a los bebés:

Por lo general los padres que se preocupan por la convivencia entre sus bebés y los felinos, tanto por las reacciones del gato como por las posibles enfermedades que puede tener el pequeño al enfrentarse a un nuevo entorno al cual su sistema inmunológico no está acostumbrado. Pero lo cierto de todo esto,  es que no hay por qué preocuparse por la salud del bebé si existe un gato en caso, es cuestión de irlos relacionando para que ambos se sientan a gusto con sus presencias.

Otros mitos vinculados a los gatos y los bebés es que los felinos atacan a los niños cuando lloran o que succionan el aire de los pulmones de los niños, todo son falsos, no te dejes llevar por estas suposiciones urbanas, resulta indispensable que te informes para romper con esos mitos.

También puedes leer: Mi gato se orina encima: 4 motivos que lo explican y 6 maneras de evitarlo
Los gatos no afectan a las mujeres embarazadas

Toxoplasmosis en el embarazo

La toxoplasmosis es una enfermedad que inquieta a las madres porque pone en riesgo la vida del feto. Esta enfermedad está vinculada a los gatos, a pesar que los felinos no son los únicos portadores y transmisores de la infección, pero es valioso mencionar que no tiene nada que ver con los pelos del gato o con el contacto directo con ellos.

El parásito Toxoplasma gondii se arroja en las heces del gato, cuando una mujer se contagia puede confundirla con una gripe.

Este protozoo es tan potente que puede atravesar la placenta y perjudicar al feto, en el primer trimestre existe un 15% de contagio de la infección, en el segundo trimestre se incrementa en 30%, mientras que en los últimos tres meses las probabilidades aumentan hasta en un 60% y existe la posibilidad que el bebé adquiera una toxoplasmosis congénita.

Gatitos y mujeres embarazadas

Síntomas de la toxoplasmosis

Por lo general, esta enfermedad se caracteriza por no presentar ningún síntoma evidente o extraño que encienda las señales de alerta, o en algunos casos los síntomas son similares a un resfriado común y son de corta duración, así que no ocasionan mayores preocupaciones.

Pero si la enfermedad es transmitida al feto, este no presentará males al momento de nacer, sino que con el transcurrir de los años podría sufrir distintas anomalías.

Síntomas en los bebés

  • Infamación de ganglios
  • Fiebre muy alta
  • Los ojos y la piel se tornan amarillas
  • Erupciones
  • Cabezas muy pequeñas o anormalmente grandes
  • Anemia
  • Hígado agrandado
  • Flacidez muscular
  • Convulsiones
  • Pérdida del sentido del oído
  • Problemas visuales

Formas de contagio

Es falso que los pelos de gato causan esterilidad, de igual forma desmentimos ese mito que el contacto directo con los felinos sea el único promotor de la peligrosa enfermedad, pues existen otras formas de contagio que debes tomar en cuenta:

  • Consumo de carne cruda
  • Consumo de fiambre poco cocido
  • Ingesta de frutas crudas o mal lavadas
  • Consumo de leche de cabra cruda

Recomendaciones para evitar la toxoplasmosis

  • Cocinar muy bien los alimentos
  • Mantener el aseo a la hora de manipular los alimentos
  • Evitar la ingesta de leche o huevos crudos
  • No darle alimentos crudos a los gatos
  • Mantener limpios y desinfectados los espacios de los gatos
  • Después de jugar con ellos, lavarse bien las manos

También puedes leer: ¿Por qué los gatos se erizan? Conoce las 5 razones más comunes

Deja un comentario