8 Manifestaciones de IRRITABILIDAD DEL GATO – ¡Conoce las razones!

Spread the love

Los gatos se caracterizan por tener personalidades bastante peculiares, algunos son sumisos, otros atrevidos, hay mininos tímidos y aventureros, pero también existen los gatitos que se destacan por ser más apartados y con temperamentos difíciles, por lo general este carácter puede ser confundido con la irritabilidad del gato, pero esta etapa que atraviesa el minino puede deberse a una razón en específica, por eso es vital repasar aquellos momentos o situaciones que conllevaron al cambio de actitud en nuestro minino.
Gatito irritado

Así como a nosotros nos puede irritar alguna situación en la casa, el trabajo o en la universidad, los mininos también pasan por situaciones de molestia y estrés, y pueden tener cambios bruscos de personalidad y temperamentos, pero antes es necesario determinar el carácter del gato.

Te recomendamos visitar: 5 Datos curiosos de la copulación y por qué gritan los gatos cuando se aparean

Todos los gatos son distintos, la actitud de uno difícilmente se parecerá al del otro, con el transcurrir del tiempo y a medida que nuestro amigo peludo crece, podremos determinar su carácter y personalidad, cualquier cambio que apunte hacia la irritabilidad del gato debe encender en nosotros las alarmas de alerta, porque esto indicará que algo no anda bien.

Es decir, si mi gato se caracteriza por ser afectuoso y de pronto muestra señales de molestia ante la compañía, los mismos o las caricias, debes empezar a indagar hasta saber qué está ocurriendo con el felino. Es vital tener en cuenta que un gato no cambiará su personalidad bruscamente porque sí, por simple gusto.

Puedes reconocer la irritabilidad del gato cuando el minino presenta los siguientes signos:

  • Está agresivo
  • Ha perdido el apetito
  • Sus maullidos son constantes y sin motivo aparente
  • Experimentan ciclos de nerviosismo
  • Evitan el contacto con sus dueños
  • Están melancólicos
  • Marcan sus zonas con orina

Dichos signos son los más comunes y fáciles de apreciar, sin embargo existen otras manifestaciones que indican que algo no marcha bien con nuestro gato.
Felinos de mal genio

8 Signos de la irritabilidad del gato

  1. Padece alguna enfermedad

¿Cuándo fue la última vez que llevaste a tu gato al veterinario? El chequeo regular es necesario para descartar cualquier enfermedad o dolencia que pueda ocasionar la irritabilidad del gato. Los felinos mostrarán actitudes extrañas si se sienten mal, si el minino se pone agresivo, deja de comer, evita el contacto o está muy apartado, es tiempo de ir al veterinario, él te ayudará a descifrar qué está ocurriendo con tu mascota.

  1. Época de celo

Aunque no lo creas, tanto las gatas como los machos pasan por una etapa de celo, unas para conquistar a sus posibles parejas y el otro par marcar territorio y evitar que otros machos se conviertan en competidores.

Por lo general los felinos machos se vuelven más agresivos durante la época del celo, desencadenando la irritabilidad del gato, es normal que en esta etapa, nuestra mascota pase mayor tiempo fuera de casa ya que se encuentra en la búsqueda de una pareja y tanto en las calles como en la casa marcarán con orina los rincones para alejar a los demás machos.

Te recomendamos visitar: 4 Pasos del período de incubación del gato ¡Detalle a detalle!

Caso contrario sucede con la hembra, esta se muestra un poco más cariñosa con sus dueños, emite maullidos muy fuertes con la intención de atraer machos y expulsa orina en diversos puntos del hogar. Una vez que la gata haya quedado embarazada puede experimentar cambios de humor.

Es cierto que los gatos pueden sufrir daños durante la época de celo, porque por asuntos de territorialidad acostumbran a pelar con otros felinos, lo recomendable es dejarlo en casa, asegurarte que no salga para que esas peleas no le generen algún daño.

  1. La castración

La castración implica la extirpación de los testículos de los gatos, allí se produce en buena parte la testosterona, la cual, como también ocurre en los humanos, es la encargada de controlar la conducta sexual del felino. Cuando se ejecuta la castración el 80% de los casos resulta favorable, es decir, el gato reduce o elimina los comportamientos alusivos a la reproducción, sin embargo, otros mininos pueden experimentar altos niveles de estrés y con ella la irritabilidad, ya que el marcaje, por ejemplo, está controlado también por lo niveles de estrés.

Es normal que los primeros meses el gato aún tenga interés por buscar gatas en celo, marcar el territorio con la orina y hasta intente montar a una gata, pero estas conductas se irán apaciguando con el transcurrir de los días, el gato se volverá más tranquilo y ya no buscará problemas ni peleas en la calle.

  1. Se siente solo

A los mininos también les hace falta compañía porque son animales sociables, ellos están mucho mejor junto a otros compañeros con los que puedan entretenerse y compartir. Los gatos también se pueden sentir solos, especialmente si experimentan la soledad repentinamente, es decir, si muere su compañero, lo dan en adopción o padece alguna enfermedad que amerite tenerlos separados. Definitivamente esto genera un cambio de actitud en nuestra mascota, y la irritabilidad puede aparecer en él.

  1. Siente celos

La irritabilidad del gato es más común de lo que creemos, en este caso, la llegada de un nuevo miembro a la familia, (sea otra mascota o un bebé) puede alterar la conducta del felino, ya que nuestro amigo peludo es muy territorial, lo ideal y lo recomendado es presentar a los animales y a los bebés con el gato para que este se vaya acostumbrando a la idea que ahora tendrá que compartir ciertos espacios y también el cariño de los dueños. Antes puedes ir preparando a tu mascota para que el cambio no sea brusco y  no se desarrollen los celos en él ni muchos menos una conducta irritable.

  1. Falta de cariño y atención

Que nuestra mascota no sea muy afectiva no significa que nosotros no debamos darles cariño ni prestarles atención porque solo vas a provocar la irritabilidad del gato. A los gatos no les gusta ser ignorados, siempre querrán llamar nuestra atención de alguna manera, así que siempre atenciones con él, dedícale varios mimos y caricias al día verás que no tendrás una mascota irritable.

  1. Están aburridos

¿Te divierten las mismas atracciones de cuando eras niño? Probablemente no, lo mismo ocurre con nuestras mascotas, cuando van creciendo los felinos desarrollan otras formas de entrenamiento o demuestran interés hacia otros elementos.

No podemos esperar que un gato adulto se divierta con los juguetes de un cachorro, ¡Eso no ocurrirá!, si no tomas en cuenta esto, el gato se aburrirá con facilidad y tomará actitudes apáticas, destructoras e irritables, esto como respuesta a la exigencia de drenar su energía.

  1. Muerte de un ser querido

La estabilidad emocional de los gatos también puede verse comprometida cuando un ser querido fallece, bien sea un felino o un humano, por la sencilla razón que al igual que nosotros, los mininos establecen vínculos muy fuertes con quienes comparten su día a día. Cuando pasan por un proceso de duelo, es normal ver al gato apartarse, ponerse gruñón, melancólico y hasta experimentar episodios de depresión, pero allí es cuando debemos actuar para que sepa que no están solos y que aún cuentan con personas que los quieren, bríndales tu amor, tu comprensión y tu ternura y verás que poco a poco el minino se compondrá.

Te recomendamos visitar: ¿Dónde viven los gatos y qué comen?:7 consejos para que vivan más

Una vez que reconozcas aquellos que está ocasionando la irritabilidad del gato podrás tomar las medidas que sean necesarias para mejorar la conducta del gato y con ella, la convivencia.
Gatos malhumorados

1 comentario en «8 Manifestaciones de IRRITABILIDAD DEL GATO – ¡Conoce las razones!»

Deja un comentario