4 Razones por las que un «Gato Vomita Bolas de Pelo»

Diversas universidades e instituciones se han encargado de investigar a los gatos y sus enfermedades durante años para conocerlos más a fondo y conseguir mascotas más sanas y felices. Quizás una de las principales preocupaciones de quienes tienen felinos en casa es cuando un gato vomita bolas de pelo, principalmente por el esfuerzo que realizan los gatitos para expulsarlas y porque muchos desconocen si este proceso podría ocasionar efectos secundarios en el organismo de las mascotas.

Te recomendamos visitar: ¿Porqué los gatos tienen pelos en la lengua?: 5 Aspectos a considerar

La revista Journal of Feline Medicine and Surgery publicó un estudio que indicaba que el 75% de los gatos con pelo corto no vomitan bolas de pelo, mientras que un 25% de los mininos con abundante pelaje lo hacen con poca regularidad, entre una y dos veces al año, por ende no deben alarmarse, pero cuando un gato vomita bolas de pelo con frecuencia es una señal que algo no anda bien con nuestro minino.
Gato acicalándose

4 motivos por las que mi gato vomita bolas de pelo

  1. El aseo:

Las papilas gustativas del gato se caracterizan por tener una forma puntiaguda, estas formaciones están compuestas por queratina que las hace resistentes, entonces los mininos utilizan su lengua para asearse y retirar el pelo muerto que tienen en sus cuerpos. El minino ingiere pelos durante el aseo, estos restos avanzan por el tubo digestivo y llegan al estómago donde se forman las bolas de pelo, también conocidas como tricobezoar, los cuales deben vomitar o expulsarlos por las heces.

Cuando el gato está mudando el pelo la ingesta de los mismos incrementa considerablemente pero esto no significa que el gato tenga que vomitar de forma consecutiva, pero si esto ocurre, lo más recomendable es acudir a un médico veterinario para que evalúe al minino, ya que los gatitos podrían verse fuertemente afectados por la bolas de pelo, ya que producen inflamaciones a nivel digestivo y si la bola es muy grande y no puede expulsarla de forma natural, el minino tendrá que ser intervenido quirúrgicamente.

  1. Problemas en el intestino:

Existen dos enfermedades que se producen en el intestino por la ingesta de pelos en el organismo, los cuales coadyuvan a aumentar el espesor del tubo digestivo.

  • Enfermedad Inflamatoria Intestinal (IBD):

Esta enfermedad altera el tránsito regular de los alimentos por el tubo digestivo, los pelos terminan adhiriéndose a las paredes intestinales y poco a poco se acumularán las bolas de pelo. Este proceso puede tardar meses o incluso años, pero lo que sí es seguro es que el gato aumentará vomitará con más frecuencia.  

Asimismo este padecimiento provoca que el minino tenga variaciones en sus heces, al principio los desechos pueden ser muy blancos pero a medida que transcurre el tiempo las heces se hacen mucho más blandas.

Te recomendamos visitar: 7 Etapas que determinan cuánto tarda un gato en crecer ¡Presta atención!

  • Linfomas:

Las enfermedades inflamatorias son la primera etapa para la formación de los linfomas, la presencia de estos se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • Pérdida de peso
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Dolor al momento de hacer palpación abdominal

3.  Problemas cutáneos

Existen enfermedades cutáneas que pueden afectar al gatito, por lo general causan picor y están asociadas a alergias y parásitos, con ellas el gato perderá mucho pelaje y se lamerá o se acicalará muchas horas al día, y la mala noticia es que el sistema digestivo no es capaz de “digerir” la cantidad de pelo que ingresa al organismo.

A causa de estas enfermedades, los mininos pueden tener calvas en la piel, producir caspa u observarás en el piso, la cama, los muebles, incluso en tu ropa, que están perdiendo demasiado pelo.

  1. Estrés:

Los gatos también pueden padecer de estrés y ansiedad, esto los lleva a acicalarse de forma continua, buscando la manera de liberar la angustia y por tanto ingieren más pelos.

Si un gato vomita bolas de pelo y consideras que puede tener relación a cuadros de ansiedad, es necesario que reconozcas cuáles son las causas que han generado la enfermedad, puede ser falta de privacidad, cambios de territorio, la llegada de otros gatos o un bebé, entre otros, los gatos son bastantes sensibles a los cambios, especialmente cuando son adultos.

Gato vomitando

6 Consejos para evitar que un gato vomite bolas de pelo

  1. Cepilla a tu gato con regularidad

Si tu gato vomita bolas de pelo y quieres evitar que esto siga ocurriendo lo más recomendable es cepillarlo constantemente para evitar que ingiera tanta cantidad de pelos cuando se está aseando. Si el gato es de pelo corto puedes cepillarlo semanalmente, pero si tienes una mascota de pelaje abundante como un gato persa, un Bosque de Noruega o un Maine Coon, debes cepillarlo diariamente.

Debes buscar un cepillo adecuado para los gatos, no puedes utilizar cualquier cepillo, especialmente se poseen alergias o enfermedades cutáneas, ya que los mininos de pelo largo son presa fácil para las baterías y parásitos.

Entre el porcentaje de los gatos que vomitan bolas de pelo, los de pelaje abundante encabezan la lista, es normal que un gato persa vomite, pero si observas que de pronto aumenta la frecuencia del vómito, esto no es una buena señal.

  1. Utiliza la malta

Entre los remedios más populares si un gato vomita bolas de pelo, está la malta, un componente que ayudará al minino a eliminar las bolas de forma natural sin necesidad de acudir a cirugías.

La pasta de malta es un componente obtenido de la cebada, mismo ingrediente que se utiliza para la fabricación de bebidas alcohólicas. La malta es mezclada con otros aceites minerales que el organismo del minino no puede asimilar, por tanto, la mezcla recorre los intestinos, y como no es absorbida, arrastra todo el pelo que encuentra y poco después los expulsará de forma sencilla. El minino se sentirá mucho más aliviado.

  1. Darle alimentos ricos en fibra

Si un gato vomita bolas de pelo quizás está necesitando ingerir más alimentos con altos contenidos de fibra, y es que este componente mejora el tránsito intestinal y eliminará los pelos en el organismo del minino. El gato puede comer productos elaborados con hierbas, los cuales están preparados a base de semillas de cebada y calabaza, estos alimentos secos son muy sencillos de preparar, bastará con agregar un poco de agua y ya tu mascota tendrá una comida saludable que le ayudará eliminar las molestas bolas de pelo.

Te recomendamos visitar: 8 Increíbles beneficios de la arena aglomerante para gatos

  1. Ten los bebederos a su alcance

Un gato bien hidratado será una mascota más saludable, por eso debes procurar que sus bebederos estén al día, es decir, siempre cuenten con el vital líquido y se encuentren en lugares de fácil acceso para el minino, porque así podrá ingerir agua cuando lo necesite. Toma abundante agua ayudará al minino a deshacerse las bolas de pelo.

  1. Utiliza el lubricante intestinal

Los lubricantes elaborados con aceite natural son opciones económicas que ayudarán al gato a expulsar las bolas de pelo, estos lubricantes son comestibles, puedes colocarlos en los alimentos, en los pienso del gato o en sus papitas, una vez que ingiera el producto, este se encargará de arrastrar todos los pelos que encuentre a su paso, especialmente los que están pegados en las paredes del intestino. En poco tiempo el felino ya no tendrá bolas de pelo.

  1. Mantenlo distraído

Si el gato se acicala hasta en sus ratos libres, lo más recomendable es mantenerlo distraído para que se le olvide el acicalamiento, puedes utilizar juegos o ejercicios, así el minino olvidará pasar la lengua por el pelaje.

Gatitos siendo cepillados

Deja un comentario