⛔ Enfermedades de los Gatos más Comunes – Conoce y descártalas

Spread the love

Cuando tienes un gato (o más) en casa, o piensas en tener uno, comienzas a informarte sobre las posibles causas y consecuencias que su presencia podría acarrear. Uno de los aspectos que debes tomar en cuenta para ambos casos son las enfermedades de los gatos más comunes.

Aunque tu gato no salga mucho a la calle o tenga contacto con otros gatos, está igualmente propenso a tener cualquiera de las enfermedades que se explicarán en este texto.

Es importante que las conozcas un poco, al menos para tener en cuenta los síntomas que podrían no ser fáciles de notar y las mejores formas de prevenirlas. Esto, porque algunos gatos mantienen un comportamiento normal cuando están enfermos; todo para no dejarse debilitar por lo que sienten. Por eso, es importante que el dueño/a esté muy pendiente de cualquier cambio en su apariencia o en su conducta cotidiana.

Muchas personas que ya tienen gatos, saben que la mejor forma de prevenir ciertas enfermedades, es teniendo al día su calendario de vacunación. Así que si piensas tener uno en casa, ten muy en cuenta esta recomendación. De este modo, te aliviarás de algunos dolores de cabeza.

Existen enfermedades de los gatos más comunes que pueden ser muy parecidas a las que sufrimos también los humanos. Estas pueden ser: otitis, cataratas, bronconeumonía, diabetes u otras enfermedades cardíacas, renales o digestivas.

Por otro lado, existen enfermedades de los gatos más comunes que pueden ser transmitidas por virus que portan otros felinos y que se contagian a través del contacto con fluidos (normalmente).

Conoce sobre estas enfermedades:

Enfermedades de los gatos más comunes – Entorno

Estas enfermedades son aquellas que normalmente no se contagian por el contacto con otros gatos, sino por situaciones externas en su entorno cotidiano. Me refiero a lugares donde se acumula mucho sucio, mala digestión, mala alimentación, entre otras.

  1. Otitis

La otitis, es aquella enfermedad que produce la inflamación del oído del gato (tal como sucede a los humanos) y que puede ocasionar la pérdida temporal de su audición, como un dolor persistente.

Si observas que tu gato está inquieto, sacude la cabeza muy frecuentemente, se rasca o maúlla más fuerte de lo común, es posible que esté enfermo y tenga otitis. Debes saber, que esta enfermedad es más común en los gatos cachorros y cuando son jóvenes aun. Sobre todo, afecta a gatos de pelo largo, debido a que el exceso de pelo posibilita el alojamiento de bacterias y hongos.

Tratamiento de enfermedad

  1. Trastornos Gastrointestinales

Son fáciles de notar, ya que se manifiestan con vómitos en el gato. No suele ser muy grave, pues sólo causa molestias que pueden ser tratadas con una dieta cuidadosa y algunas medicinas que recete el veterinario.

Los trastornos gastrointestinales de los gatos pueden ser causados por ingerir una comida en mal estado o una comida que no sea totalmente digerible por el sistema digestivo de un gato. En algunos casos, también puede ser causada por la ingesta de parásitos de forma accidental.

Enfermedades de los gatos más comunes – Virus, contacto con otros gatos infectados

  1. Panleucopenia Felina

Normalmente conocida como moquillo o enteritis infecciosa felina. Es una infección realmente grave para los gatos porque les puede causar la muerte, debido a la deshidratación que les provoca por síntomas como vómitos, fiebre alta y diarrea.

Esta enfermedad afecta más que todo a los cachorros y se puede contagiar a través del contacto con los fluidos corporales de un gato que esté infectado. Aunque es una enfermedad vírica que puede ser tratada con antibióticos e hidratación intravenosa, no se garantiza la sobrevivencia del felino.

  1. Calicivirosis felina

Esta enfermedad se manifiesta a través de síntomas como la fiebre, los estornudos, ampollas en la boca y en la lengua del gato y mayor salivación. Tiene una alta posibilidad de muerte para los gatos infectados y causa otras infecciones respiratorias.

Algunos gatos pueden librarse de esta enfermedad. Sin embargo, el virus se mantiene alojado en su organismo por el resto de su vida, lo que lo convierte en un gato portador.

Información de interés: Mi gato vomita bolas de pelo: 8 Consejos para minimizar las bolas de pelo

  1. Neumonitis felina

Se manifiesta por medio de otras infecciones como la rinitis y la conjuntivitis. Es producida por parásitos en las células del gato, que se adquieren por el contacto con secreciones y fluidos de otros gatos.

No es una enfermedad que podría producir la muerte, si es tratada a tiempo. Sus síntomas son párpados enrojecidos, secreción ocular que puede ser amarillenta o verdosa, lagrimeo excesivo, mayor mucosidad en la nariz y falta de apetito.

Otras enfermedades víricas de mayor gravedad

Estas infecciones víricas normalmente afectan a gatos que conviven con otros. Específicamente en criaderos de gatos o lugares donde convive gran cantidad de ellos. Así que si tu gato proviene de un refugio o criadero, pendiente con sus vacunas y sus revisiones programadas con el veterinario.

  1. Peritonitis Infecciosa Felina

Ataca a los gatos cuando son cachorros. Por lo tanto, aquí el asunto más importante para evitarla, se basa en la vacunación temprana del gato (antes de cumplir las 16 semanas de vida). Con la vacunación la puedes prevenir. Pero, una vez que un gato la contrae, no existe cura para ella. Por tanto, su resultado es la muerte.

Este virus se puede contraer por las vías respiratorias del gato. Sobre todo cuando el felino huele las heces de otro gato (que esté infectado). Por eso, es común que se presente en criaderos de gatos o en lugares donde conviven muchos gatos juntos.

Se manifiesta con síntomas como fiebre y la inflamación del abdomen, producida por la acumulación de líquidos.

Conjuntivitis en gato

Si tu gato padece infección ocular, esto te puede interesar: 8 Tipos de Infección en los Ojos de los Gatos + 3 Consejos para Evitarlas

  1. Leucemia

Es un tipo de cáncer en los gatos que se transmite a través del contacto con los fluidos corporales de un gato infectado. Por ejemplo, el contacto con una herida que sangra, el contacto con la saliva de otro gato, contacto con la orina o heces de otro gato, entre otras.

Esta enfermedad produce tumores en diferentes órganos del cuerpo del gato que constantemente van produciendo pérdida de peso, depresión, anemia, anorexia, entre otros, hasta ocasionar la muerte (si no se trata a tiempo).

  1. Inmunodeficiencia Felina

Esta enfermedad es normalmente conocida como el sida de los gatos, sobre todo, porque se contrae a través del acto reproductivo o del contacto con la sangre de un gato infectado. Tal como el VIH de los humanos, este virus felino va degenerando el sistema inmune del gato, por lo que es más propenso a adquirir otras enfermedades secundarias al mismo tiempo.

Síntomas que evidencian el padecimiento de una enfermedad en tu gato

  • Pérdida de apetito: sobre todo cuando el gato deja de comer por días consecutivos. La solución puede ser cambiar su comida. Pero si esto continúa aun así, debes acudir al veterinario.
  • El gato deja de acicalarse: lo notarás cuando su pelaje se nota sucio y sin brillo.
  • Pérdida de peso: Esto puede ser una señal cuando el cambio es muy abrupto. Prueba cambiando la comida, elige una con más nutrientes. Si esto continúa, acude al veterinario, porque se puede tratar de algo serio.
  • Estreñimiento o Diarreas: sobre todo cuando perdura por muchos días.
  • Vómitos: sobre todo cuando es persistente y contiene alimento.
  • Aumento o disminución en su orina: cuando observes esto, debes estar pendiente de su presentan también dolor o dificultad al orinar.
  • Tos: puede ser síntoma de infecciones respiratorias.
  • Estornudos y secreciones por la nariz.
  • Babeo: Puede ser un síntoma de infección en la boca del gato, que traduce en una infección mucho peor que afecta sus vías respiratorias.
  • Mal aliento: Este síntoma puede ser causante de una estomatitis.
  • Problemas en sus ojos: pueden ser síntomas de conjuntivitis los ojos rojos o la secreción amarillenta o verdosa.
  • Cuando el gato se lame en exceso: esto puede ser porque tiene algunos parásitos externos.
  • Pérdida de equilibrio: por ejemplo, cuando su caminar se vuelve des coordinado.
  • Parálisis: significa una señal terriblemente grave, porque ya se refiere a una afección cerebral o cervical.

Prevención a los síntomas

Todos estos problemas cambiarán significativamente la conducta de tu gato. El tener alguna infección, los síntomas le causarán estrés, incomodidad y en algunos casos dolor. Es importante que estés al pendiente de tu gato para que tengas ojo de lupa y puedas observar algunos síntomas que no son fácilmente visibles.

Cambio de conducta de tu gato

Igualmente, la mejor forma de prevenir este tipo de infecciones es cuidar el calendario de vacunación de tu gato desde que es muy pequeño. Si adoptas alguno o lo adquieres ya más grande, debes acudir al veterinario a que lo evalúe profundamente y se pueda diagnosticar la existencia o no de algún organismo extraño en tu gato.

Ahora que ya conoces las enfermedades de los gatos más comunes, sus síntomas y señales, puedes estar un poco más preparado/a para tener un gato en casa y cuidar correctamente de él.

Puede ser de tu interés saber: 5 ENFERMEDADES del GATO Doméstico más comunes (Evítalas)

Deja un comentario