✅ El Gato Burmés ⇨ ¡Te sorprenderás con sus características!

El Gato Burmés, es una raza antigua que tiene origen en Birmania. Hablamos entonces, de un gato muy sociable y cariñoso. Es por ello que le dicen, “el gato de compañía”.

Hasta la actualidad, es la única raza de felinos desarrollada en un laboratorio. Su inteligencia y su comportamiento amigable lo convierten en un excelente compañero, tanto que hasta es comparado con un perro.

A el Gato Burmes le encanta vivir en familia, es por ello que ¡Odia la soledad! No le gusta que lo dejen solo en casa por mucho tiempo. Ama los juegos y también, compartir con niños.

Se caracteriza por su excelente condición de salud, no se le conoce ninguna enfermedad propia de la raza de este gato domestico. Así que, si te llama la atención El Gato Burmés, sigue leyendo el artículo para que te informes más sobre esta raza.

¿Sabías que?: ☝ Eliminar el Olor a Orina de Tu Gato – Razones, Recomendaciones y Trucos

Historia y Origen del Gato Burmés

Hablar de la historia de esta raza de gatos es hablar de numerosas leyendas del siglo XV que se relacionan con este gato. Lo que si existen son numerosas evidencias de que se originaron en los monasterios de los monjes birmanos.

La primera gata que llegó a EEUU se llamaba Wong Mau, que fue trasladada por Joseph Thompson. Fue cruzada con siameses y se comprobó que no se trataba de una variación oscura de los mismos, sino que existían sus diferencias.

Como rápidamente alcanzó fama, empezaron a aparecer híbridos de estos felinos, por lo que la CFA retiró su reconocimiento especial de la raza. Ya para el año 1953 fueron reconocidos los Gatos Burmeses.

Características físicas de El Gato Burmés

Gato burmés con color de ojos naranja.

El tamaño del Gato Burmés es mediano, y su peso oscila entre los 3 y 5 kilogramos, estando las hembras más cercanas al límite inferior que los machos.

Si quieres un gato elegante y atlético entonces quieres El Gato Burmés en tu hogar. Se popularizaron como mascotas porque les encanta jugar y son muy amistosos, inteligentes y cariñosos.

Estos felinos se caracterizan porque les encanta relacionarse con extraños, además de que conviven en armonía con perros, ¡Pero no conviven con otros gatos! Al gato Burmés, no les gusta la soledad, necesita que su dueño siempre este pendiente de él.

A lo largo del tiempo, El Gato Burmés ha desarrollado sus excelentes dotes como cazador, y por ello muestra una vitalidad sorprendente. Es un felino muy activo, y además le fascina curiosear cada parte del hogar.

Es importante saber también que El Gato Burmés, por su longevidad, le garantizara un compañero de vida ¡hasta por más de 16 años! Hasta ahora no se conoce ninguna enfermedad asociada a esta raza.

El Gato Burmés – Descripción del Cuerpo

El Gato Burmés posee un cuerpo de complexión fuerte y musculatura marcada, tiene patas fuertes y formas redondeadas. Es por ello que se considera un gato activo y muy ágil.

  • Cabeza: Es redondeada sin áreas planas, su cara es plena y el hocico corto. Es ancho y bien desarrollado, además de poseer una barbilla firmemente redondeada.
  • Orejas: Son de tamaño mediano, bien separadas, anchas en la base y redondas en su terminación. Con una ligera inclinación hacia la parte de adelante.
  • Ojos: Son de tamaño grande, muy separados uno del otro y con apertura redondeada. Los colores de los ojos van desde los amarillos hasta los dorados, profundos y muy brillantes.
  • Cola: Su colita es recta, y su longitud es mediana.

El color del pelaje de los felinos

El Gato Burmés tiene como todos los gatos, distinciones en el color de su pelaje. Toman la forma de ser fino, corto y satinado. Es bueno mencionar también que el pelaje esta ceñido al cuerpo, siendo más claro en la raíz y oscuro en la punta.

Los colores que son admitidos por la TICA (Asociación Internacional Del Gato) son:

  • Rojo
  • Café
  • Crema
  • Chocolate
  • Canela
  • Azul
  • Plateado

Todo sobre los alimentos tóxicos: El Gato Selkirk Rex ☝ ¡Amaras el aspecto de oveja de este Gato!

Temperamento del Gato Burmés

El Gato Burmés se caracteriza por ser divertido, juguetón y muy inteligentes. Son gatos perfectos para el hogar, se adaptan a cualquier lugar, demandan mucho amor y entretenimiento.

Esta raza de felinos es tan activa como los siameses, son gatos muy leales a sus dueños y también son muy curiosos, por lo que se aconseja entretenerlos con juegos.

Los criadores de estos gatos reportaron que existen diferencias de temperamento entre las hembras y los machos. Las hembras son muy curiosas activas y siempre están involucradas en todo lo que tenga que ver con sus dueños.

Mientras que los machos, aman mucho a sus dueños también, pero son mucho más placidos, les gusta descansar, ellos toman la vida como les viene. Aunque, es importante acotar que son ¡Amantes de la comida bien servida y seleccionada!

Aunque sea increíble, El Gato Burmés tiene una voz única y suena como un gato que se está quedando sin voz de hablar tanto. No son tan vocales como los siameses, a menos de que estén en celo.

Sin embargo, si de algún problema se trata, ellos se harán sentir y los humanos serán los traductores y además tendrán que resolver el problema, sea cual sea el que tenga el felino. ¡Que dominantes!

Con respecto a los niños, el Gato Burmés se lleva genial con ellos, es un compañero ideal para nuestros más pequeños del hogar. No tiene problemas en convivir con los perros, ¡Pero si que los tiene si de gatos se trata!

Cuidados necesarios que debemos saber sobre El Gato Burmés

Par de gatos burmés con color de pelaje distintos.

El Gato Burmés no requiere demasiadas atenciones, más allá de tener una alimentación de calidad y adecuada para Gatos, y que sea en la cantidad ideal para esta raza. Además de que necesitan ejercitarse regularmente.

Se necesita de igual manera cuidar su pelaje con cepillados frecuentes para mantenerlo limpio y libre de pelos muertos que causen luego bolas de pelo que sean incómodas para el felino.

Esta raza presenta una excelente genética que los protege de enfermedades, pero de igual manera, se sugiere que se mantenga en control con el veterinario para estar al día con las vacunas y desparasitaciones necesarias.

Entérate más sobre: Bandeja de Arena para Gatos – 15 Excelentes Consejos y cómo hacer una casera

La Salud en El Gato Burmés

Por poseer la robustez que los caracteriza, El gato burmés no ha registrado hasta ahora ninguna enfermedad hereditaria o adquirida que les afecten.

Debemos también tomar en cuenta la salud de sus ojos, orejas y boca, por lo que se deben limpiar periódicamente para evitar cualquier patología que no queremos que suceda en nuestra mascota.

Es importante mencionar que, algunos Gatos Burmés han desarrollado un raro trastorno llamado síndrome de dolor orofacial felino. Este trastorno provoca movimientos muy exagerados de lamido y masticación, así como llevarse la pata a su boca.

Es por ello que siempre debemos estar muy pendientes de su control con el veterinario y de las vacunas que necesitan, para de esta manera eliminar cualquier riesgo de futuras alteraciones en la salud de nuestro amado felino, las cuales pudieran ocasionarle daños graves.

 

Deja un comentario