¿Una GATA EMBARAZADA puede estar en Celo? – Un enigma poco frecuente

Una gata embarazada puede estar en celo

Existen casos donde los propietarios aseguran que sus amigas peludas embarazadas muestran síntomas relacionados con el celo, pero ¿Una gata embarazada puede estar en celo?, ¿Es realmente eso posible? Estos casos son verdaderamente extraños porque los síntomas de ambos estados son divergentes, y físicamente hablando es casi imposible.

Es importante mirar con detenimiento a nuestra minina para saber si existe una anomalía durante las primeras semanas de gestación, porque la felina es propensa a múltiples riesgos durante los primeros días del embarazo. Si en medio de ese proceso, notamos que ciertas señales del celo se hacen presente, es necesario que vaya al médico veterinario porque en definitiva no es normal que esto ocurra, sin embargo, algunos expertos y conocedores del mundo de la reproducción animal, le han encontrado una posible causa a esta anomalía.

También puedes leer: 3 Recomendaciones médicas para saber “a qué Edad se debe ESTERILIZAR UNA GATA”

Una gata embarazada puede estar en celo: ¿Es esto posible?

Si notas que tu minina tiene síntomas alusivos al celo cuando está preñada, es normal que te preguntes si una gata embarazada puede estar en celo, pero físicamente la respuesta es no. Algunos expertos han encontrado una pequeña explicación que puede responder a esta incógnita, ocurre que luego de dos semanas de estar preñada, la gata aún se puede mostrar receptiva a los machos, porque su cuerpo tiene la capacidad de tener gatitos de machos distintos en aras de obtener una mejor genética.

Estos casos no son muy frecuentes, por ende debemos llevar a nuestra mascota al veterinario para confirmar si la gata está embaraza y si los gatitos se encuentran bien.

Minina embarazada

4 Síntomas que indican que una gata está en celo

Es relevante conocer aquellos indicadores que confirman que una gata está en celo,  de esta forma podremos estar atentos a los procesos reproductivos de nuestra amiga peluda. Por lo general, las gatas entran en celo en función a la duración del día y las estaciones, en el hemisferio norte, el ciclo de las mininas va de enero a septiembre, seguidamente tienen un periodo de inactividad sexual durante tres o cuatro meses. Sin embargo, actualmente existen criaderos de gatos domésticos de determinadas razas, los propietarios han modificado y perfeccionado las viviendas para proporcionarle a las gatos el ambiente adecuado para que el ciclo se celo se extienda durante todo el año y las condiciones climáticas no sean una limitante.

La etapa en la cual la gata llama la atención de los machos se denomina proestro y estro, esta fase dura entre seis y doce días, en ellos la gata experimenta múltiples cambios en su comportamiento y destacan los siguientes:

  1. Aumentan los maullidos:

Las gatas maúllan más fuerte durante el celo, el sonido pasa de ser agudo y tierno a gemidos graves, además la frecuencia con la cual los realizan también incrementa.

  1. Se frotan contra todo:

Este es quizás uno de los indicativos más relevantes, las mininas acostumbran a frotarse contra todo, utilizan la cabeza y el cuello para frotarse contra el suelo, las piernas del propietario, los muebles o cualquier otro objeto.

  1. Se arquean con regularidad:

Las gatitas se arquean y se contorsionan por el suelo durante el celo, casi siempre están muy agitadas y realizan muchos movimientos con sus patas.

  1. Levantan y mueven las colas:

Las gatas en celo levantan y agitan sus colas para atraer a los machos, de igual forma se frotan contra ellos y pueden mostrarse más afectuosas.

También puedes leer: ¿Una Gata Operada puede Entrar en Celo? – 3 Causas que lo explican todo

5 Síntomas del embarazo en una gata

Existen varios síntomas o señales que indicarán que nuestra amiga peluda está embarazada y traerá al mundo una nueva camada de gatitos, durante las primeras semanas la minina tendrá cambios considerables en sus hábitos y en su comportamiento.

  1. La gata abandonará el celo:

El abandono del celo es el primer indicativo, notarás que la felina cesa en el comportamiento afectuoso con los machos, estarán mucho más tranquilas, mientras que los maullidos ya no serán tan fuertes como antes.

  1. Las mamas se hinchan:

Cuando una gata está embaraza sus mamas comienzan a hincharse y los pezones adquieren un tono rojo intenso, cuando notes este cambio ya sabrás que tu gatita tendrá nuevos felinos.

  1. Tienen episodios de vómitos matinales:

Durante las primeras semanas del embarazo, es normal que las gatas presenten episodios de vómitos matinales. Algunas mininas incrementarán sus ganas de comer, mientras que en otras el apetito disminuye.

  1. Cambian de humor:

Durante el celo, vemos a las gatitas alegres y juguetonas, una vez que quedan preñadas, notarás un cambio drástico en sus conductas, las mininas pasan de ser cariñosas a desinteresadas, pierden el interés por jugar, se vuelven solitarias y en algunos casos se ven tristes, sin embargo no hay que preocuparse por estos cambios porque son totalmente normales.

  1. La barriga comenzará a crecer:

Al cabo de unas semanas, notarás como la barriga de la gatita comenzará a crecer, por lo general esto ocurre después de las cinco semanas de embazo, la barriga de la felina continuará aumentando su tamaño hasta que dé a luz.
Gatita preñada

Fases del embarazo de las gatas

  • Un embazo puede durar entre 63 y 65 días, sin embargo hay excepciones, algunos embarazos oscilan entre 58 y 70 días. Durante los primeros días es complejo notar que las gatas están preñadas, sin embargo, con el transcurrir de las semanas los cambios se van haciendo más notorios.
  • A partir del día 14 o 15, los veterinarios ya pueden observar los embriones con ayuda de ecografías, incluso pueden escuchar los corazones de los nuevos gatitos.
  • Para el día 43 ya pueden apreciarse los esqueletos de los gatos en radiografías, sin embargo los expertos no recomiendan este método para hacerle seguimiento al embarazo porque expone a la gata y el desarrollo de los gatitos a radiaciones innecesarias.
  • En los últimos días del embarazo, la gatita comenzará a preparar el nido para la llegada de sus criaturas, básicamente buscan un sitio apartado y tranquilo, donde se sienta protegida y segura.

Felina preñada

La llegada de los gatitos

Después que las gatitas entran en parto, dan a luz a las crías bastante rápido y sin mayores esfuerzos, solo hacen una pequeña fuerza a nivel abdominal para expulsar a los gatitos, la gata no emite maullidos fuertes cuando trae al mundo una cría. Ellas mismas limpian al pequeño, cortan el condón umbilical y se comen la placenta, todo esto sin la intervención de un humano. Posteriormente alimenta a los mininos con su leche.

Si ocurre una complicación durante el parto, es decir, que la minina está haciendo mucho esfuerzo para parir y no nace ninguna cría, segrega flujos vaginales negros y malolientes, el veterinario debe intervenir pronto porque esto no es normal, él se encargará de tomar las medidas necesarias para que la minina continúe con el alumbramiento sin complicaciones.

La alimentación de la gata durante y después del embarazo

La gata necesita una alimentación apropiada antes, durante y después del embarazo, a fin de proporcionarle a los gatitos los nutrientes que necesita para el desarrollo de cada uno, sin olvidar los requerimientos que el cuerpo de la minina necesita para estar sana. Existen dietas elaboradas para la gestación y la lactancia, estos alimentos pueden ser encontrados en los supermercados a precios accesibles.

En definitiva si tienes dudas acerca si una gata embarazada puede estar en celo, porque tu felina presenta síntomas extraños, es necesario que acudas con el veterinario de confianza, si la minina está embarazada, pues disfruta de esta etapa junto a tu mascota.

También puedes leer: ¡Mi Gato Tose Bolas de Pelo! – 5 Tipos de tos más comunes en gatos

3 Recomendaciones médicas para saber «a qué Edad se debe ESTERILIZAR UNA GATA»

A qué edad se debe esterilizar una gata

La esterilización es un proceso donde extraen los órganos reproductivos de una gatita, es decir, el útero, los ovarios y las trompas de Falopio, todo esto con la intención que la minina no tenga nuevas camadas ni padezca los síntomas del celo, que no solo pueden ocasionar molestia en ella, sino también en los propietarios. La incógnita está en saber cuál es el momento preciso, a qué edad se debe esterilizar una gata sin afectar su salud ni alterar los procesos naturales de crecimiento.
Gatita de ojos verdes

¿Cuándo es aconsejable un proceso de esterilización? 3 recomendaciones que explicarán a qué edad se debe esterilizar una gata

Existen distintas opiniones al momento de conocer a qué edad se debe esterilizar una gata, los expertos en veterinaria aseguraran que esto dependerá de la elección del propietario, de las circunstancias y el estilo de vida que mantenga junto a la gatita.

  1. Hacia los 8 meses:

Hay quienes recomiendan que la edad adecuada para esterilizar a una minina es rumbo a los ocho meses, pues ya la gata es adulta y se estima que ya ha tenido algún celo o ha alcanzado la madurez sexual. Y aunque este punto de vista no es muy compartido en la actualidad, sí es el más tradicional, los ocho meses eran la referencia para decenas de centros médicos a la hora de realizar este tipo de intervenciones quirúrgicas.

Te invitamos visitar: ¿Es bueno CASTRAR a mi GATO? – 5 Beneficios de castrar un gato

Este período permite a las gatas crecer normalmente, no existen interferencias en los procesos hormonales porque no se están eliminando los órganos reproductivos, encargados de segregar las hormonas sexuales al organismo de la minina, esto es considerado como una ventaja, la contraparte es que nuestra mascota puede entrar en celo a partir de los cinco meses, y si tiene acceso al exterior es probable que quede preñada antes que se haya realizado la esterilización.

  1. Hacia los 5 meses:

Cuando se habla acerca de a qué edad se debe esterilizar una gata, también está la opción de hacerlo cuando las felinas están a poco de cumplir los cinco meses de edad, pues en ese tiempo aún las gatas no han alcanzado la madurez sexual, ni han entrado en celo. De esta forma podrás evitar que se salgan de casa en busca de un macho o que desarrollen conductas nada agradables que afecten la convivencia en casa.

  1. Esterilizarlas con 2 meses:

Una tendencia que cobra cada vez más fuerza es la de esterilizar a las gatitas cuando son muy pequeñas, países como Australia y Estados Unidos ya han adoptado esta medida porque los veterinarios aseguran que tiene múltiples ventajas tanto para los gatos como para sus dueños. Una gata con dos meses estaría lista para la intervención quirúrgica, es la edad mínima que recomiendan.

Una gatita con ocho semanas de vida puede recuperarse pronto de una esterilización, en un poco tiempo la verás saltando y jugando por todos los espacios de la casa, al tiempo que podrás estar tranquila porque no tendrás camadas no deseadas ni tendrás que lidiar con los síntomas del celo, porque jamás entrará en él.

Sin embargo, cuando se toma una decisión de tal envergadura, es necesario que acudamos con un veterinario que cuente con la experiencia necesaria, ya que la intervención requerirá de mucha habilidad y destreza por parte del profesional al trabajar con un cuerpo tan pequeño. El médico se encargará de hacer una incisión en el abdomen de la minina, extraerá lo necesario y cerrará la herida con suturas, al cabo de uno siete o diez días, retirará los puntos o estos podrían disolverse por sí solos. Durante el tiempo de recuperación, se recomienda que la gatita utilice collares especiales para que no lama o mastique las suturas y de esta forma evitar posibles infecciones.
Minina esterilizada

Otros métodos

Existen inyecciones y pastillas que ofrecen “desaparecer el celo de la gata” cuando la minina entra en ovulación, básicamente es una esterilización momentánea, pero tiene graves efectos secundarios, este tipo de tratamientos ocasionan que las gatas desarrollen cáncer o experimenten cambios de conducta, tampoco es recomendable utilizarlo en más de una ocasión.

¿Puedo esterilizar a mi gata en celo?

Una gata en celo puede ser esterilizada, sin embargo no es aconsejable realizar la intervención quirúrgica en esta etapa porque puede tener muchos riesgos, de igual forma es factible esterilizar a tu amiga peluda así haya alcanzado su madurez sexual, incluso si ya ha tenido gatitos.

Si ya se ha determinado a qué edad se debe esterilizar una gata, el siguiente paso es realizar la intervención, sin embargo en muchos casos el dinero es un inconveniente, porque a diferencia de las intervenciones con los gatos machos, la esterilización de las gatas es un poco más costosa, esto dependerá del país, el centro veterinario a donde acudas o hasta por el tipo de anestesia que es utilizada.

Te invitamos visitar: ¿ Una gata operada puede entrar en celo?: 3 Causas que lo explican todo

En España existen precios solidarios, hay protectoras que ofrecen hacer la operación desde 30 a 70 euros, mientras que en campañas y clínicas el proceso puede tener un costo de 100 y 300 euros respectivamente.

Por su parte, en América Latina, una esterilización de gatas puede llegar a costar hasta 70 pesos en México siempre y cuando se haga en una protectora, si se eligen clínicas o consultorios veterinarios, la cifra ronda desde los 200 hasta los 500 pesos.

En Colombia se habla de entre 70.000 y 150.000 pesos por operar a una gatita,  mientras que en Argentina existen locales que cobran 500 pesos por la intervención y otros 900 pesos.
Gatitas preñadas

Ventajas de esterilizar a las gatas

Luego de conocer a qué edad se debe esterilizar una gata, los propietarios aún continúan teniendo ciertas dudas que no les permite decidirse a apostar por este proceso quirúrgico, pero no tienes por qué preocuparte, tu gata y su salud te lo agradecerán.

  • Reduce las conductas sexuales:

Es decir, ya no serán tan frecuentes los altos maullidos, las escapadas, el marcaje con orina y el frotamiento contra las superficies.

  • Reduce el riesgo de contraer enfermedades infecciosas:

A causa de las peleas durante el celo, la gata puede tener encuentros agresivos, dejando heridas que sirven como vehículo para el contagio y transmisión del virus de la leucemia felina o el virus de la inmunodeficiencia felina.

  • Previene enfermedades y camadas:

Las gatas esterilizadas son menos propensas a sufrir por tumores mamarios o infecciones en el útero (piómetras), asimismo evitarás tener en casa camadas no deseadas ni planificadas.

Cuidados y recomendaciones después de la operación

  • Mantén limpia la herida, utiliza productos adecuados para ello.
  • Haz uso de collares para mascotas para que la gatita no rasque o muerda las suturas, de esta forma evitarás que se generen infecciones en la zona.
  • Mantén aseados el comedero y el bebedero para que nada pueda adherirse a la piel.
  • Concédele una alimentación más ligera, en el mercado puedes encontrar productos light o sterilized, fabricados especialmente para las gatitas esterilizadas.

Tomando en cuenta estos prácticos consejos el proceso de recuperación será mucho más sencillo para tu amiga peluda. Es importante mencionar que una esterilización o castración, además de ayudar a la minina, también controla el crecimiento poblacional de los gatos, muchas veces las organizaciones sin fines de lucro no se dan abasto para atender a todos los gatitos de la calle, por eso, los que tenemos mascotas en casa debemos poner nuestro granito de arena y no contribuir al crecimiento de los gatos callejeros.

Te invitamos visitar: 6 razones por las que tengo un gato estítico en casa ¡Sí hay cura!

¿Es bueno CASTRAR a mi GATO? – 5 Beneficios de castrar un gato

Castrar a mi gato

Es normal que existan propietarios que se cuestionen si castrar a mi gato es bueno o no y si este proceso realmente genera beneficios tanto para la mascota como para quienes conviven con ella, es un dilema al que se enfrentan muchos, especialmente cuando el minino tiene problemas de conducta, porque creen que una intervención quirúrgica será el remedio a todos los males.

También te recomendamos visitar: ¿ Una gata operada puede entrar en celo?: 3 Causas que lo explican todo

Cuando ya he decidido castrar a mi gato, es porque he sido orientada por el médico veterinario y la intervención se realizará bajo su consentimiento, sin embargo es necesario tener presente que la castración ayudará al gato a modificar conductas o comportamientos sexuales, pues durante el proceso se extirpan los testículos, órganos donde se produce la testosterona y donde se mantiene el mayor concentrado en el cuerpo, esta hormona se encarga de controlar la conducta sexual, el comportamiento vinculado al marcaje con orina, la agresividad con otros machos y el vagabundeo en busca de hembras.

Cuando un gato es castrado su conducta sexual se desaparece, pero es probable que el minino aún muestre interés por montar gatas en celo por unos meses o durante toda su vida.

Minino en el veterinario

¿Cuándo es recomendable castrar a mi gato?

A pesar que la castración puede realizarse a partir de las ocho semanas después del nacimiento, en muchos consultorios se acostumbra a castrar a los gatos antes de los seis o siete meses de vida, antes que el minino alcance la madurez sexual, sin embargo los expertos aseguran que la edad no incide en el proceso, es decir, un gato puede ser cas tratado antes o después de su pubertad.

El felino puede cambiar su conducta justo después de la operación, pero en algunos casos hay que esperar unas cuantas semanas para notar los cambios en las conductas relacionas a los procesos reproductivos. No podemos pretender que al castrar a mi gato todos los problemas serán resueltos, los problemas de conducta que no estén asociados a las sexuales, deben tratarse de otra forma, aplicar correctivos para que nuestra mascota no incida en fallas.

¿Cómo es el proceso para castrar a mi gato macho?

La castración de un gato consiste en retirar los testículos, esta intervención también es conocida como orquidectomía. Al gato le aplican anestesia general, a pesar que es una intervención rutinaria. El gato necesita estar en ayunas antes de la operación para evitar posibles contratiempos durante la intervención. Después de la operación el gato puede volver a casa, y puede que la incisión ni siquiera requiera de puntos porque es realmente pequeña.

Después de la operación es importante que el gato esté en casa al menos por tres días para evitar que las bacterias afecten la región operada, si observas alguna inflamación, enrojecimiento o alguna secreción en torno a la herida, debes colocarte en contacto con el veterinario porque se trata de una anomalía.

La alimentación es súper importante después de una operación, porque el gato necesita una dieta altamente nutritiva para que su cuerpo sane rápido y debidamente. Una vez que haya pasado el tiempo de curación, es meritorio cambiar la dieta de nuestra mascota, porque por lo general tienen un alto contenido calórico, ahora al minino hay que proporcionarme menos calorías porque los gatos castrados tienden a engordar con rapidez, pues adoptan estilos de vida sedentarios y no gastan tanta energía porque reducen las actividades sexuales y su apetito aumenta. Estos cambios son posibles a causa de la reducción en la producción de hormonas sexuales.

También te recomendamos visitar: Los gatos más grandes del mundo: cuando el tamaño sí importa

¿Cuánto cuesta castrar a mi gato?

Las tarifas para castrar a mi gato dependerán de cada veterinario, no existe un precio fijo. En algunos consultorios en España, la operación puede tener un valor de 50 euros en adelante si la intervención es para gatos machos, pero si se trata de una hembra, el costo oscila entre los 100 y 300 euros. Sin embargo, no hay que dejarse llevar por los precios, sino tomar en cuenta la profesionalidad del veterinario, porque vale más cancelar un buen servicio y saber que el gato quedará en buenas manos a pagar poco y que los resultados no sean nada favorables para nuestras mascotas.

Felinos siendo chequeados

5 Beneficios de castrar a mi gato

Castrar a un gato trae múltiples beneficios para su salud, el felino no modificará el mal comportamiento, pero sí reducirá las conductas asociadas a la reproducción y con ella, el deseo de ir a la calle en búsqueda de gatas en celo y todo lo que ello acarrea.

  1. Los riesgos de ser atropellado reducen:

Decenas de gatos mueren atropellados cada año cuando van al exterior en búsqueda de gatitas en celo. Una vez que nuestra mascota es castrada, su apetito sexual se reduce y ya no siente la necesidad de salir a la calle y arriesgar su vida y ser atropellado.

  1. Minimiza la agresividad hacia otro machos:

Es común que durante el vagabundeo, el gato tenga encuentros agresivos con otros machos que al igual que él, están en búsqueda de pareja. Durante esas pelas, los gatos pueden recibir peligrosos mordiscos y arañazos, estos terminan siendo potenciales focos para la formación y la transmisión de enfermedades, entre ellas la leucemia felina y la inmunodeficiencia.

  1. Desciende la población de gatos callejeros:

Actualmente las calles de las grandes ciudades están llenas de gatitos que no poseen ningún tipo de control en vacunas, que padecen enfermedades de cualquier tipo y que podrían ser contagiosas para otros animales, sin embargo, el mayor problema radica en que miles de camadas de pequeños gatitos rondan por la ciudad sin ser cuidados, con falta de atención y amor, y sobre todo viven ante la amenaza de personas que no tienen ningún sentido por el respeto a la vida de los animales y no les importa maltratarlos, por tanto, castrar a un gato ayudará a reducir la población de gatos callejeros, es importante llevar un control para que no sean los mininos quienes paguen las consecuencias y sufran.

  1. Se elimina la posibilidad de sufrir enfermedades en los testículos:

El cáncer, la prostatitis, las hernias perianales, las adenomas, la hiperplasia prostática benigna y demás enfermedades relacionadas con la testosterona ya no serán problema, los gatos castrados no sufrirán por enfermedades donde el aparato reproductor esté comprometido. Asimismo, la castración previene la propagación de enfermedades genéticas y la frustración sexual.

  1. El marcaje con orina podría reducir:

El marcaje con orina es quizás una de las mayores preocupaciones de los propietarios que no cuentan con grandes espacios ni exteriores en su hogar, la castración podría eliminar el marcaje, sin embargo no es 100 por ciento seguro, porque las hormonas sexuales no solo intervienen en el marcaje, también los niveles de estrés del gato tienen mucho que ver. Básicamente lo que cambia es cuando un gato es castrado, el olor de la orina es menos intenso, esto se debe a la baja concentración de felinina, la encargada de conceder ese olor fuerte a la orina de los mininos. Esta sustancia abunda en los gatos sin castrar.

Mininos castrados

Desventajas de castrar a mi gato

  • Una vez que la decisión de castrar a la mascota fue tomada, el gato no tendrá descendencia, así se realicen todos los esfuerzos, es imposible que el gato preñe a una hembra porque los testículos han sido retirados, se trata de una decisión muy delicada que no debe tomarse a la ligera.

  • Los gatos engordan mucho después de una intervención quirúrgica, lo más recomendable es proporcionarle una dieta equilibrada y animarlo a hacer ejercicios para que se mantenga en forma. Otra manera de evitar que ganen peso es jugando con ellos, la actividad física le ayudará a quemar las calorías que su cuerpo no necesita.

También te recomendamos visitar: Razones por las que el gato montés está en peligro de extinción ¡Conócelas!

 

¿Una Gata Operada puede Entrar en Celo? – 3 Causas que lo explican todo

Una gata operada puede entrar en celo

Muchos optan por esterilizar a sus gatitas a temprana edad para evitar las camadas no deseadas o para prevenir cáncer de mamas u otros problemas de salud y ocurre que al esterilizar a las mininas es casi imposible que estas entren en celo, sin embargo existe un pequeño margen de error que puede demostrar lo contrario. Quizás es tu caso y ocurrió que luego de operar a la felina, nuevamente mostró conductas alusivas al celo y te hayas preguntado si una gata operada puede entrar en celo.

También puedes leer: Mi gato vomita bolas de pelo: 8 Consejos para minimizar las bolas de pelo

Técnicamente no es normal que después de una intervención quirúrgica, una gata entre en celo una vez más porque se supone que ya no cuenta con los órganos necesarios y la felina no debería tener síntomas asociados con el celo y otras conductas alusivas a la reproducción porque han de desaparecer. Pero una gata operada puede entrar en celo  por tres razones que te explicaremos en este artículo.
Gatita operada

Síntomas del celo en las gatas

Una gata puede entrar en celo en cualquier época del año, por supuesto, dependiendo de las horas de luz. Cuando la felina enfrenta este proceso es muy fácil distinguirlo porque cambia su comportamiento, entre los síntomas destacan:

  • Maullidos fuertes:

La gata maúlla tan fuerte que parece que estuviera gritando, eleva tanto su tono que puede molestar a todos a su alrededor.

  • Nerviosismo:

Notarás que la gatita estará muy inquieta, la verás nerviosa, alterada e incluso intranquila yendo de un lado a otro.

  • Levantamiento de cola:

Cuando la gata levanta la cola deja expuestos sus genitales, esto es una clara señal que la felina ha entrado en época de celo.

  • Restregamiento:

Cuando una gata entra en celo el restregamiento es habitual, verás que la minina se frotará contra ti, el suelo u otros objetos.

Una gata operada puede entrar en celo y estos síntomas serán los principales indicativos, una visita al médico veterinario podría confirmarlo, este hace uso de las citologías tomando muestras de la vagina de la gata.  Luego observan el tipo de cédulas presentes en la felina. De igual forma pueden extraer sangre y comprobar los niveles de estrógeno, estas hormonas confirmarán si la gata está en celo.

También puedes leer: Los gatos más grandes del mundo: cuando el tamaño sí importa

La esterilización de las gatas

A las gatas les extirpan el útero y los ovarios durante la esterilización, tal intervención también es conocida como ovariohisterectomía. Por lo general, recomiendan realizar la cirugía después que la gatita cumpla los cinco meses, pues de esta forma se conseguirán mejores beneficios para su salud.

A las gatitas les aplican anestesia general con un pequeño corte ventral, por allí extirpan los ovarios y el útero. En algunos casos la incisión es lateral porque solo extraen los ovarios. Luego, el veterinario debe asegurarse que no queden restos y procede a suturar la piel con grapas o puntos y prescribe un tratamiento con antibióticos y analgésicos para los primeros días.

Cuando nuestra mascota ya esté en casa, debemos estar pendientes para que la herida no se abra ni se infecte, la gatita hará vida normal al cabo de unos días. En una semana le retirarán los puntos y ya no tendremos que preocuparnos por ciclos menstruales, pero ¿Pero una gata operada puede entrar en celo? ¿Qué ha salido mal?
Felina castrada

Una gata operada puede entrar en celo: 3 Causas que explicarán lo que ocurre

  1. Remanente ovárico:

Cuando están haciendo la extirpación, el veterinario debe asegurarse que no queden restos de los ovarios, porque ocurre que esos restos o remanentes son los responsables que las mininas entren nuevamente en celo a pesar que estén castradas,  a esto también se le conoce como el síndrome del remanente ovárico. La gata continuará en celo gracias al residuo del tejido del ovario.

En marzo de 2010, el Journal of the American Veterinary Medical Association publicó una investigación realizada por la Universidad de Ohio, la cual estudiaba a las gatitas esterilizadas entre los años 2000 y 2007 y que continuaban mostrando síntomas de celo. Mencionado estudio constató que las gatas seguían en celo porque no habían extirpado los ovarios en su totalidad.

  1. Causas anatómicas:

Una gata operada puede entrar en celo por causas anatómicas, este factor puede ocasionar que la operación o la extirpación de los ovarios y el útero no sea perfecta y por tanto queden residuos que activen los procesos reproductivos.

  1. Tejido ovario ectópico:

Hay gatitas que entran en celo a causa del tejido ovario ectópico, este se caracteriza por formarse fuera del ovario con la presencia de algunas células, esto es suficiente para que el ciclo hormonal se active. También puede ocurrir que el tejido alojado en el peritoneo se vuelva funcional.

El síndrome más común en las gatas es el el síndrome del remanente ovárico por errores quirúrgicos, aunque no siempre es así. Algunas gatas nacen con tejido ovárico fuera de sus ovarios, estas particularidades fisiológicas también pueden influir en el caso de la activación del celo en las mininas. Este tejido se ubica en la zona abdominal de nuestra mascota.

¿Qué hacer si mi gata operada entra en celo?

Luego que el diagnóstico confirme que se trata de un nuevo proceso de celo, la felina tendrá que pasar por una nueva intervención quirúrgica, donde se eliminen esos restos que activan los órganos reproductivos. Existen tratamientos farmacológicos con progestágenos, sin embargo son vinculados con efectos secundarios que podrían desarrollar tumores mamarios y en el peor de los casos, piometra de muñón, se trata de una infección ubicada en el lugar donde fue extirpaso el útero.

De hecho, el mismo estudio publicado por el Journal of the American Veterinary Medical Association, asegura que para deshacernos de las temporadas de celo originadas por los restos ováricos, las gatas deben ser sometidas a una operación de laparotomía exploratoria, que consta de la búsqueda de los remanentes para su completa eliminación.
Gatitas embarazadas

Cambios que experimentan las gatas después que son esterilizadas

Cuando una gatita es esterilizada experimentará cambios notables en sus estados de ánimo, hábitos y formas de vivir, especialmente en las primeras semanas.

  • Se vuelven más hogareñas:

Una vez esterilizadas, las gatitas no tendrán necesidad de salir de casa en búsqueda de una pareja, al contrario, pasarán más tiempo en el hogar, compartiendo con sus dueños. Ya no tendrás que preocuparte ni por camadas no deseadas ni accidentes que puedan ocurrirle fuera de la comodidad del hogar.

  • Se tranquilizan:

Con el transcurrir de los días, verás como tu gata esterilizada se volverá más tranquila y dócil, porque ya no lidiará con las hormonas que provoca el celo y todo lo que ello acarrea. Los molestos maullidos nocturnos que no te dejaban dormir, serán algo de ayer. Puede que su personalidad  sea traviesa y juguetona, continuará siéndolo, la variación estará en el comportamiento alusivo a la reproducción.

  • No engordan:

Seguramente has escuchado que las gatas esterilizadas engordan mucho, pero en realidad se trata de una verdad a medias, porque las gatas engordan por no realizar actividades físicas. Es importante que dediques tiempo a jugar con ellas para que se ejerciten y al mismo tiempo estén entretenidas. Un poco de juegos y ejercicios unos 20 minutos diarios, le hará muy bien y la mantendrá en buenas condiciones de salud.

  • Viven más años:

Una gata esterilizada vivirá mucho más tiempo, porque el proceso quirúrgico previene enfermedades peligrosas como el cáncer de ovario o mama, las cuales pueden llevar a nuestras mascotas a la muerte, cuando una felina es diagnosticada con cáncer, el 90% de ellas pierde la batalla.

También puedes leer: Razones por las que el gato montés está en peligro de extinción ¡Conócelas!

Mi gato vomita bolas de pelo: 8 Consejos para minimizar las bolas de pelo

Mi gato vomita bolas de pelo

Si te preguntas por qué mi gato vomita bolas de pelo, es importante saber que además de una buena alimentación, los gatos domésticos lucen un hermoso pelaje porque pasan buena parte del día acicalándose, en este proceso eliminan pelos y células muertas de su cuerpo, pero también ingieren importantes cantidades de pelo que terminan alojadas en el organismo del felino, las cuales tendrá que expulsar más adelante por vías naturales en el mejor de los casos (vómitos o heces).

También puedes leer: 6 Lugares para acariciar a un gato y evitar que te muerda

Sin embargo estudios recientes han revelado que solo un 20% de los mininos de pelo largo y un 80% de los gatos de pelaje corto, nunca vomitan bolas de pelo, y de hacerlo, solo ocurre una vez al año. Pero si mi gato vomita bolas de pelo de forma recurrente, algo más podría estar pasando con su salud, el gato estaría dando clara señales que algo no marcha bien en su organismo.
Gato lamiéndose

Causas por las que mi gato vomita bolas de pelo

El acicalamiento es un proceso natural, los gatos utilizan su lengua rasposa para “limpiar” su pelaje y asearse, porque los felinos se caracterizan por ser muy pulcros. Es normal que el gato ingiera pelo y luego lo expulse, el problema radica cuando la cantidad de veces que vomita aumenta.

  • Aumento de la ingesta de pelo:

Existen temporadas donde el gato puede aumentar la ingesta de pelo por diversas razones, una de ellas es la época de muda, cuando el minino desprende mayor cantidad de pelo. También están los problemas dermatológicos, de los cuales se desprenden irritaciones y picor, por lo general el gato lame mucho más la zona afecta y termina ingiriendo más pelo. La ansiedad es otro factor determinante, los felinos cuando experimentan la ansiedad o se sienten estresados, lamen su pelaje más de lo normal.

  • Problemas digestivos:

Si mi gato vomita bolas de pelo una vez al año, pero de pronto esto cambia, y vomita con más frecuencia, es probable que el felino esté lidiando con problemas digestivos. Lo más común son las inflamaciones intestinales, también conocidos como linfomas de bajo grado, estos ocasionan fallas en el tracto digestivo, afectando la motilidad o movimientos de los elementos que deben ser expulsados por vía natural, trayendo como consecuencia la acumulación de pelos que terminan formando las bolas o tricobezoares.

Síntomas

Cuando aumenta la cantidad de bolas de pelo en el organismo, los felinos experimenta los siguientes síntomas:

  • Disminución del apetito
  • Nauseas / Arcadas
  • Vómitos frecuentes
  • Apatía
  • Duermen mucho más
  • Sufren de estreñimiento
  • Dolor abdominal

También puedes leer: Los gatos pueden comer coco ¡Pero no diariamente!

8 Consejos para minimizar las bolas de pelo

Si mi gato vomita bolas de pelo y quiero poner un freno a este molesto mal, hay que tener en cuenta que la prevención es la mejor arma para evitar que nuestros felinos tengan complicaciones en su salud. Es imposible que un gato no ingiera pelos, sin embargo siguiendo estos prácticos y sencillos consejos lograremos reducir de manera significativa el tamaño de las bolas de pelo y la frecuencia de los vómitos.

  1. Cepilla a tu gato con frecuencia:

Si mi gato vomita bolas de pelo y quiero hacer algo por él, crea el hábito del cepillado frecuente, si tomamos el tiempo para esta tarea, puedes estar segura que en poco tiempo las bolas de pelo dejarán de ser un problema para tu gato y para ti, ya que estaríamos eliminando los pelos muertos que los mininos ingieren cuando se están aseando. Con los gatos de pelo largo se recomienda un cepillado diario, mientras que con los felinos de pelaje corto se puede realizar diariamente y con una frecuencia máxima de una semana.

Es importante conseguir un cepillo que sea suave y delicado con la piel del gato, muchos acostumbran a tomar cualquier cepillo para cabello y pasárselo al minino como si se tratara de una cabellera más, sin pensar las molestias que le podrían ocasionar a la mascota, por esto el gato podría desarrollar rechazo porque asocia el cepillo con molestia o dolor.
Gatito siendo cepillado

  1. Dale a tu mascota comida de calidad:

Quizás por razones económicas o poca disponibilidad de alimentos en el mercado, terminamos dándole cualquier alimento a nuestra mascota, pero esto no ayudará en nada con la prevención y la formación de bolas de pelo. Es vital darles a los gatos alimentos especializados para ello, la comida seca con fibra y aceite de pescado es maravillosa para tratar estos males. Recuerda que los gatos son parte de nuestras familias y a ellos también debemos suministrarles una alimentación de calidad.

  1. Los gatos necesitan fibra:

Sí, así como lees, los gatos necesitan ingerir fibra para mejorar el tránsito intestinal, de esta forma eliminarán de manera más sencilla los pelos que se mantienen en el organismo producto del acicalamiento. Puedes agregar el producto en sus alimentos o elegir comidas con altos niveles de fibra.

  1. Utiliza lubricantes intestinales:

Los lubricantes ayudan que los elementos o cuerpos extraños se desplacen con mayor facilidad, en este caso, los lubricantes comestibles son una excelente opción si mi gato vomita bolas de pelo porque están elaborados con aceites naturales que ayudarán al minino. Hay múltiples maneras de suministrarlo, puede ser en los alimentos o sus papitas, cuando las lamas, ingerirá el lubricante. Tu gato se sentirá mejor en cuestión de días.

  1. Bebederos con abundante agua fresca:

Al igual que los humanos, los gatos requieren del agua para una vida sana, es importante que los felinos cuenten a cualquier hora del día con bebederos con abundante agua fresca, ya que el vital líquido les ayudará a deshacerse de esas molestas bolas de pelo.

También puedes leer: Razas de gatos atigrados: 8 de ellas totalmente fascinantes ¡Conócelas!

  1. Ejercicios y entretenimiento:

Un gato activo será una mascota más sana, disponer de un tiempo para ejercitar a tu mascota y jugar con ella, ayudará a reducir el tamaño de las bolas de pelo. Te preguntarás cómo es esto posible, pues bien, si mantienes a tu gato distraído, se olvidará a acicalarse o asearse consecutivamente, por tanto, no tragará mucho pelo. Es importante que lo motives a hacer ejercicio, porque la misma movilidad ayudará al tránsito intestinal y eliminar los tricobezoares de forma natural y más sencilla.

  1. Hierbas y malta:

Los productos naturales ayudan a los mininos a expulsar las bolas de pelo, bien sea a través del vómito o la malta. Los expertos han desarrollado productos a base de hierba gatera y malta para facilitarles el proceso a los felinos, estos productos pueden ser encontrados en galletas, cremas, aceites o jarabes, dándoles la cantidad adecuada en un tiempo determinado, nuestros amigos gatunos reducirán el tamaño de las bolas de pelo y las eliminarán más rápido.

  1. Visita al veterinario con regularidad:

No esperes que tu gato se sienta muy mal para acudir al médico veterinario, si ninguna de las recomendaciones ayudó a disminuir el malestar del felino, es tiempo de visitar a un experto que pueda dar un parte más detallado acerca de lo que le está ocurriendo a nuestra mascota. El médico te orientará si hay que suministrarle un medicamente, nunca lo hagas sin su autorización, porque en lugar de alivianar, podríamos empeorar el diagnóstico, con la salud de un gato no podemos jugar.

Existen casos donde los felinos deben ser intervenidos quirúrgicamente porque el tamaño de las bolas de pelo es tan grande que no se pueden expulsar de manera natural, sin embargo la recuperación es rápida siempre y cuando se tomen en cuenta las medidas necesarias.
Minino enfermo

10 Trucos para eliminar los PELOS de los GATOS en CASA

pelos de los gatos

Convivir con un gato es una experiencia única, ellos nos acompañan y nos brindan amor a cambio de atenciones y mimos, sin embargo, hay situaciones o factores que resultan molestas así amemos a nuestras mascotas, por ejemplo, los pelos de los gatos, estos terminan adheridos a los muebles, la ropa, las sábanas y si nos descuidamos, en los alimentos que consumimos los humanos.

Te recomendamos visitar: 6 Increíbles remedios para el estreñimiento en gatos ¡Toma nota!

Cuando se tiene un gato en casa, el higiene y la limpieza son esenciales para evitar que el hogar termine lleno de pelos, pero existe otro aspecto a considerar, y es que los gatos pueden perder pelo por problemas de salud o dérmicos.
Gatos botando pelos

¿Qué causa los pelos de los gatos?

Existe una enfermedad llamada alopecia, que trata la pérdida de pelo de los gatos, es un padecimiento poco recurrente en los felinos, sin embargo se produce por diversos motivos, entre ellos, el acicalamiento. Un gato que se acicale con regularidad es más propenso a perder pelo, de igual forma esta señal también puede ser el síntoma de otros problemas dérmicos o la presencia de parásitos.

Causas:

  1. Acicalamiento:

El acicalamiento es la principal causa de pérdida de pelos de los gatos. Si el felino se lame consecutivamente un mismo lugar perderá pelos y causará alergias en la piel.

  1. Presencia de parásitos:

Cuando hay parásitos en la piel, el felino experimenta mucho picor en la zona afectada, por ende eliminará tanto pelaje sea posible a través del acicalamiento en aras de llegar al punto y eliminar la molestia de una vez por todas. Si el gato está desparasitado no tendrás este problema.

  1. Problemas en las articulaciones:

Cuando los mininos tienen dolor en las articulaciones, pueden llegar a arrancarse el pelo, e incluso lastimarse la piel.

  1. Problemas hormonales:

Y aunque menos frecuente, los gatos que padecen problemas hormonales pueden perder pelos de forma excesiva. Cuando este ocurre es importante visitar al médico veterinario.

  1. Estrés:

En ciertas ocasiones los gatos son sometidos a altos niveles de estrés por diversos motivos, esto puede desencadenar la pérdida de pelos en los mininos.

  1. Pulgas:

Las pulgas son un verdadero problema para los gatos, ya que el picor desespera a nuestra mascota y los mininos terminan acicalándose excesivamente, incluso mordiéndose.
Gato acicalándose

¿Cómo eliminar las bolas de pelos en los gatos?: 10 trucos para deshacerte de los pelos de los gatos

  1. Cinta adhesiva:

La cinta adhesiva es una gran aliada para eliminar los  pelos de los gatos, porque gracias al pegamento que poseen, puedes pasarla por las superficies donde exista pelo y estos quedarán pegados a la cinta. Es importante revisar que la superficie por donde pasarás la cinta no sea delicada para evitar daños. En el mercado existen cintas en rodillos que tienen mangos y es más fácil para utilizarlas. Si el gato bota mucho pelo esta es una gran opción.

  1. Rodillos mojados:

En las tiendas de mascotas tienen disponibles los rodillos mojados, con estas herramientas eliminar pelos de los gatos es muy sencillo, solo hay que mojar el rodillo de plástico siliconado y de forma inmediata se pondrá pegajoso. Con ellos podrás deshacerte de pelos, motas de polvo y otras partículas. Es perfecto para los gatos que sufren alergias por el polvo.

Te recomendamos visitar: 11 Beneficios de tener un gato para la salud ¡Tener mascotas te hace bien!

  1. Guantes de fregar:

Los gatos de pelaje largo botan mucho pelo, si esto te está ocasionando problemas, podrías probar con guantes de fregar o los quirúrgicos que están elaborados a base de látex. Solo bastará que los mojes y removerás los pelos de los gatos sin mucho esfuerzo, puedes hacerlo de forma circular y colectarás las bolas, especialmente en sillas, sofás y alfombras.

Pelos de gato

  1. Calcetines o medias panty:

No solo funcionan para cubrir nuestros pies o las piernas, los calcetines o medias panty también sirven para recolectar todos esos pelos de los gatos que nos molestan, especialmente en la ropa. Mete la mano dentro del calcetín y pásalo por las prendas que tengan pelos adheridos. Si aún no has comprado un cepillo adecuado para tu minino, puedes pasar el calcetín y atraerás esos pelos sueltos, con este truco conseguirás que tu gato tenga un pelaje más limpio y sano.

  1. Cepillar constantemente al gato:

Los felinos sueltan pelo durante todo el año, no solo en las épocas de muda, especialmente los gatos domésticos porque están expuestos a luz artificial, pero si cepillamos de forma regular a nuestra mascota, se reduce la probabilidad de tener pelos de los gatos por toda la casa. A su vez, estaremos cuidando la salud y el pelaje de nuestros mininos, verás que no se formarán nudos y obtendrán un lindo brillo. Para ello debes adquirir un cepillo especial para gatos que sea suave con su piel.

Existen cepillos espaciales para la hora del baño, esto te garantizará un cepillado más eficaz porque eliminan hasta el 90% de pelos muertos en los felinos. Puedes estar tranquila porque el gato no será trasquilado, ni cortado.

  1. Toalla húmeda:

Muchas veces ocurre que nuestra ropa se llena de pelos de los gatos justo cuando vamos saliendo de casa, para esos momentos, ayúdate con una toalla húmeda, pásala en varias oportunidades en forma descendente y estirando la prenda, en aras de no arrugarla. Es un truco muy versátil y rápido si tienes en casa un gatito que deja pelos por todas partes.

  1. Esponjas sintéticas:

En cualquier tienda o supermercado podremos encontrar las esponjas sintéticas que utilizamos para fregar, con ellas retirar pelos de los gatos de los tapizados o alfombras es muy fácil y rápido, ya no tendrás más dolores de cabeza.

  1. Bicarbonato de sodio:

El bicarbonato de sodio nunca falta en las casas porque son muy útiles en la cocina y para las tareas domésticas, y sí, para deshacernos de los pelos de los gatos también es útil, ya que desengancha hasta los pelos más rebeldes de las superficies, especialmente de las alfombras, porque elimina la electricidad estática que los mantienen adheridos. Puedes usarlo antes de pasar cepillos, medias, esponjas, guantes o aspiradoras. Además, si lo dejamos un poco más, eliminará los malos olores.

  1. Aspiradoras:

Con los gatos que botan mucho pelo hay que tener cuidados especiales, por esa razón, contar con los implementos adecuados es vital. Las aspiradoras son de gran ayuda porque absorben todo el pelo que encuentra a su paso, de hecho, existen marcas que han desarrollado cabezales especiales para aspirar todo los pelos de los gatos que sea posible de tapicerías y suelos.

Las aspiradoras portátiles son ideales para alcanzar o llegar a lugares pequeños donde se pueden agrupar las bolas de pelo y las escobas tradicionales no llegan, esto puede ser un verdadero problema para tu familia, especialmente si hay personas alérgicas.

  1. Mopas desechables:

¿A quién no le ha ocurrido que termina de limpiar su casa y de pronto observa nuevamente pelos de los gatos? Los felinos botarán pelo inocentemente, así que no les llames la atención por eso. En cualquier tiendas podrás conseguir mopas atrapa polvo, con ellas no será necesario que vulvas a pasar la escoba. Estas mopas atrapan esos pelitos que quedan sueltos y son muy fáciles de usar, en un par de minutos tus pisos estarán muy limpios. No tendrás que pagar grandes cantidades de dinero porque son muy accesibles al bolsillo.

Ten en cuenta todos estos trucos para evitar que tu gato bote mucho pelo y para que tu casa siempre esté limpia y aseada.

Te recomendamos visitar: ¿Porqué los gatos tienen pelos en la lengua?: 5 Aspectos a considerar

 

¡Mi Gato Tose Bolas de Pelo! – 5 Tipos de tos más comunes en gatos

gato tose bolas de pelo

Diversos factores pueden poner en riesgo la salud de nuestras mascotas, si no les brindamos un lugar placentero y en óptimas condiciones de limpieza, una buena alimentación y el cuidado que ameritan, los gatitos podrían acarrear peligrosas enfermedades, las cuales posteriormente se expresarán en síntomas, la tos entre ellos. Pero si un gato tose bolas de pelo puedes estar tranquilo porque es un proceso natural que utilizan los mininos para expulsar los pelos que albergan en sus organismos a causa del acicalamiento.

Te recomendamos visitar: 6 razones por las que tengo un gato estítico en casa ¡Sí hay cura!

Así como las personas y otras animales, los gatos también pueden toser, es un mecanismo natural, sin embargo hay que saber diferenciar cuando un gato tose bolas de pelo y cuando lo hace por otros problemas de salud que requerirán la intervención de un médico veterinario. Y aunque parezca algo extraño, los gatos son expertos tosiendo y pueden hacerlo por lo menos una vez al día.
Gatito tosiendo

Mi gato tose bolas de pelo: 5 Tipos de tos en gatos

Cuando escuchemos a un gato toser, lo primero que debemos hacer es mantener la calma y saber que sea cual sea el mal, hay una cura para ello. Por supuesto hay que percatarse si el gato tose bolas de pelo o se trata de otro tipo de tos, si le prestamos atención a esto y la frecuencia del carraspeo, podremos saber qué le está ocurriendo al minino y el posible origen de la afectación en su salud. Es valioso mencionar que la tos en los gatos es algo común y no debes alarmarte.

Incluso, han desarrollado aplicaciones móviles que pueden simplificar la tarea de identificar el tipo de tos del gato, porque solo bastará con grabar la voz del minino y en cuestión de segundos obtendremos los resultados acerca de lo que le podría estar ocurriendo a nuestro amigo peludo.

  1. Tos con mocos y estornudos

Los gatos pueden sufrir infecciones víricas o bacterianas, estas se caracterizan por la presencia de tos constante, estornudos y abundante mucosidad, incluso flemas. Los resfriados son muy frecuentes en los felinos y si no se tratan a tiempo nuestras mascotas son propensas a sufrir una neumonía.

Los mininos también pueden ser afectados por los cambios de clima, contraer virus estacionales es más fácil de lo que crees, especialmente cuando los gatos se enfrentan a cambios bruscos de temperatura. Cuando pescan un resfriado por infecciones víricas, los síntomas principales son:

  • Estornudos
  • Tos constante
  • Presencia de mucosidad y flema
  • Ojos llorosos
  • Lagañas verdes u oscuras alrededor de los ojos
  • Cuadros de ansiedad
  1. Tos seca:

Si un gato tose bolas de pelo quizás no deberías estar tan preocupado que cuando un minino tiene tos seca, especialmente si el sonido es similar a la tos de un fumador, ya que esto implica que el gato tiene un problema de bronquitis, y sí, los felinos puede sufrir este mal a pesar que no fumen. Actualmente existen diversos tipos de bronquitis, la vírica entre ellos.

La bronquitis felina o la tos áspera, por lo general es ocasionada por excesos de efectos contaminantes en el aire y los cambios de temperaturas, si los gatos no están bien alimentados y cuidados son propensos a sufrir este mal.

De confirmarse la enfermedad, es importante acudir al veterinario porque no existen medicamentos caseros para combatir la bronquitis felina, el gato será sometido a medicación, esta variará dependiendo del grado o avance que tenga la afección en los pulmones, así que no dejes pasar mucho tiempo apenas escuches ese áspero carraspeo.

  1. Tos y asma:

Si un gato tose bolas de pelo no tiene porque hacer ruidos extraños más allá de los que comúnmente hace, pero si el gato comienza a emitir otros sonidos pulmonares, es tiempo de tomar acciones porque podríamos estar frente a un caso de asma. Al momento, podría parecer que el felino se está ahogando cuando tose, pero lo cierto es que se está asfixiando, no está entrando suficiente oxigeno a su cuerpo ni a su cerebro.

Si este fuera el caso, lo mejor es mantener la calma y llamar rápidamente el médico veterinario para explicarle lo que está ocurriendo, lo más probable es que traten al felino con urgencia para confirmar o descartar cuadros de asma u otras afecciones respiratorias, de ser positivo, el gato será tratado con medicamentos especiales.

Te recomendamos visitar: 4 razones por las que un gato vomita bolas de pelo

Los gatos con asma son más comunes de lo que creemos, y es que los mininos son muy sensibles al polvo y las alergias ambientales y terminan con tos crónica, de no ser tratada a tiempo, el problema será cada vez más fuerte y molesto para nuestras mascotas. Un gatito que tenga este problema puede vivir tranquilamente siempre y cuando le sean suministrados los medicamentos necesarios.

  1. Tos y vómito:

Es normal cuando un gato tose bolas de pelo y posteriormente vomita, porque la expulsión le ocasiona nauseas. Los gatos pasan buena parte del día lamiendo sus pelajes, durante ese proceso tragan cantidades importantes de pelo y luego de forman las bolas en su interior. Si el gato no las expulsan de forma natural, es decir, a través del vómito las heces, tendrán que intervenirlo quirúrgicamente.

A veces los gatos más traviesos pueden tragar pelotas o juguetes y este es otro motivo del vómito, así que no en todos los casos se trata de bolas de pelo.

  1. Tos con señales de debilidad:

Es importante saber diferenciar entre los tipos de tos que podría tener un gatito, porque puede tratarse de una simple alergia o de un parásito que puede llevarlo a la muerte. Por supuesto el gato experimentará cansancio y malestar por la tos prolongada,  pero si notamos que a pesar de nuestros esfuerzos, el gato continúa tosiendo con mayor regularidad y además muestra clara señales de debilidad, estamos ante un caso complejo.

Cuando un gato tiene parásitos pierde peso  porque los microorganismos absorben los nutrientes alimenticios que requieren los mininos para tener energía, por eso los vemos delgados y decaídos. Por ese motivo, es vital que nuestra mascota esté desparasitada.

Los hongos también son un problema para los felinos, porque irritan las gargantas y debilita el sistema inmune, los gatos obtienen una apariencia enfermiza y decaída.
Felino enfermo

Remedios caseros para curar la tos en gatos

En internet encontramos un sinfín de pócimas y supuestos remedios caseros que aseguran eliminarán la tos en nuestras mascotas, pero lo cierto es que no existen. Si realizamos esos “remedios” el gato podría empeorar o hasta su vida estaría en riesgo porque lo estamos automedicando sin la autorización ni la vigilancia de un experto, en este caso un veterinario.

Cuando tenemos en casa un gato pequeño hay que ser más cautelosos, porque el sistema inmune de los bebés es mucho más débil.

Lo más recomendable es visitar al veterinario contantemente para prevenir enfermedades y que el gato esté al día con sus vacunas o medicinas, si este las necesita.

Te recomendamos visitar: 10 Alimentos que pueden comer los gatos pequeños

Consejos básicos para tratar la tos en gatos

  • Bríndale al gato agua limpia y fresca en todo momento.
  • Procura que el minino no respire humo, polvo u otros agentes contaminantes que puedan ocasionarle tos. No limpies tu hogar o fumes delante de él.
  • Evita los cambios violentos de temperatura.
  • Cepilla con frecuencia el pelaje de tu mascota para que no trague pelo en exceso, con esto evitas la formación de bolas de pelo.
  • No le regales juguetes pequeños que pueda tragar.

Gatitos en el veterinario

6 razones por las que tengo un GATO ESTÍTICO en Casa ¡Sí hay cura!

Gato estítico

El estreñimiento es uno de los problemas más comunes en los gatos, esto se deriva por múltiples factores, siendo el alimentario es el más frecuente. Tener un gato estítico en casa significa que algo no estamos haciendo bien en cuanto al cuidado de nuestras mascotas, en cierto modo, hay causas que se escapan de nuestras manos como la acumulación del pelo por el acicalamiento, otras están estrechamente vinculadas a la observación y vigilancia que tenemos con las mascotas. La buena noticia es que existen curas y prácticos consejos a seguir para aliviar la molestia del estreñimiento en los mininos.

También puedes leer: 6 Increíbles remedios para el estreñimiento en gatos ¡Toma nota!

Es importante tener en cuenta que un gato evacua, por lo menos, una vez al día, cuando notas que esto no está ocurriendo, que la frecuencia varía entre dos a cuatro días, es una clara señal que tenemos un gato estítico. Otra señal de estreñimiento en nuestras mascotas es la apariencia de las heces, las cuales pueden volverse secas y duras a casa del tiempo que permanecen en el organismo del felino, en el colón para ser más específicos.
Gatito en el veterinario

Gato estítico: 6 Motivos que generan el estreñimiento

Un gato estítico o con estreñimiento presenta dificultades para defecar, las causas pueden ser numerosas, sin embargo hoy te presentamos las más comunes para que tomes rápidas acciones y el estreñimiento en tu mascota sea un caso del ayer.

  1. Acicalamiento:

Los gatos son conocidos por ser muy aseados, con regularidad utilizan su lengua áspera para asearse, limpiar el pelaje y retirar de sus cuerpos los pelos desprendidos o muertos, en medio de este proceso, conocido como acicalamiento, el felino puede llegar a ingerir pelo, los cuales terminan en su organismo. Esto es algo totalmente normal, ya que posteriormente el gato expulsa las bolas a través de vómitos o las heces, el problema radica cuando las bolas ocasionan la obstrucción en los intestinos y el felino no puede defecar.

En muchos casos un gato estítico debe ser intervenido quirúrgicamente por la imposibilidad de expulsar las bolsas de pelo, los felinos de pelo largo son los más afectados.

  1. Ingesta de cuerpos extraños:

Movidos por la curiosidad, los gatos pueden ingerir objetos que ocasionen obstrucción intestinal, los juguetes son los más comunes. Las espinas y huesos son otros elementos que pueden quedar atascados en el organismo del minino, provocando que este defeque con mucho malestar y dolor o sencillamente que no pueda hacerlo.

  1. Mala alimentación:

Un gato estítico es señal de una mala alimentación, ya que no le estamos aportando al felino nos nutrientes que necesita para estar sano, tan simple como eso. Los gatos se alimentan con productos ricos en fibra, ya que este elemento agiliza la movilidad intestinal. Por lo general es más utilizada la fibra seca, dependiendo del tipo de fibra que se utilice puede ralentizar o acelerar la digestión, así que puede utilizarse en caso de diarrea o estreñimiento.

  1. Deshidratación:

Si no le proporcionamos suficiente agua a nuestra mascota, es muy claro que tendremos en casa un gato estítico, y es que los felinos necesitan tener fácil acceso al agua porque esta le ayudará a producir heces más suaves y al momento de evacuarlas el proceso no será doloroso. Los expertos recomiendan que los bebederos siempre cuenten con abundante agua fresca y que estén situados en rincones de fácil acceso para el minino y así pueda beber cuando lo desee.

Cuando un gato está deshidratado, los veterinarios les inyectan productos líquidos de por vía intravenosa con la intención de hidratarlos de forma rápida y eficiente.

  1. Obesidad:

Los felinos obesos por lo general tienen rutinas sedentarias y son propensos a sufrir múltiples enfermedades que ponen su vida en riesgo. El peso y el cúmulo de grasa no les permite moverse con facilidad y por ende, no realizan suficiente actividad física y pasan casi todo el día durmiendo.

  1. Malos olores provenientes del arenero:

Si la caja de arena o el arenero del gato está en malas condiciones o la arena lleva semanas sin ser reemplazada, es lógico que de allí desprenderán olores insoportables tanto para el gato como para nosotros. Un gato no defecará en lugares sucios o con mal olor, por tanto el felino se contendrá de evacuar y eso puede generar otros problemas de salud de mayor peligrosidad.

También puedes leer:Alimentos venenosos para gatos: 6 Plantas peligrosas para felinos

Otros problemas

  • Problemas derivados por la vejez
  • Obstrucción intestinal
  • Infección pélvica
  • Problemas neurológicos
  • Traumas
  • Tumores
  • Estrés
  • Rechazo a ciertos fármacos

Minino enfermo

¿Cómo curar a un gato estítico?

Si tienes un gato estítico en casa es normal que te sientas mal al ver que el felino no la pasa muy bien a causa del estreñimiento, pero existen fáciles y prácticos consejos que puedes poner en práctica para mejorar el estado de salud de tu mascota. En cuestión de días verás como el gato responderá satisfactoriamente al tratamiento, pero si el problema persiste, es tiempo de llevarlo con el médico veterinario.

  1. Mejora su dieta:

¿Has escuchado el refrán “eres lo que comes”? Con los gatos también ocurre lo mismo, procura proporcionarle al minino una mejor dieta y así ya no tendrás un gato estítico. Puedes incluir productos enlatados ya que son muy húmedos y fáciles de digerir, además la fibra en polvo será una gran aliada, puedes añadirla sobre los demás alimentos y conseguirás un plato que ayudará al minino a evacuar con mayor facilidad.

  1. Dales abundante agua:

El agua es vida, así que un minino hidratado no tendrá problemas en su salud, especialmente si hablamos de un gato estítico o con problemas de estreñimiento. Pero tomar agua no solo debe representar una acción para saciar una necesidad, debe convertirse en un hábito saludable, por eso es vital que instes a tu felino a tomar agua con regularidad, puedes adquirir fuentes para gatos, estas tienen diversas formas que atraparán la atención del minino.

  1. Utiliza vaselina:

Para combatir las bolas de pelo que ocasionan la obstrucción intestinal, la vaselina es ideal. Puedes dárselas a los mininos en la boca, algunos la toleran, otros la degustan y suspensivamente, algunos gatos disfrutan el sabor de la vaselina. La porción ideal es 1/3 a 1/2 cucharadita al día. Pero este maravilloso producto también puede ser mezclado con las comidas.

  1. Supositorios:

Solo si el médico recomienda, los supositorios de glicerina también son una opción para tratar a un gato estítico, el veterinario te explicará las técnicas necesarias y la frecuencia adecuada para la colocación de cada uno.

  1. Los enemas:

Los enemas se han vuelto muy populares en los últimos años a pesar que eran realizados únicamente por los veterinarios. Los que tienen mascotas en casa y lidian con el estreñimiento, hacen uso de agua tibia, mineral o jabonosa para tratar a los gatos. Cada felino es particular y una puede irle mejor que la otra.

  1. Haz ejercicio con tus gatos:

Insta a tu gato a realizar más ejercicios y su salud mejorará progresivamente, al ejercitarse sus intestinos se mantendrán activos y la digestión será mucho más sencilla. Verás que al cabo de poco tiempo olvidarás que tenías un gato estítico.

También puedes leer:Razas de gatos atigrados: 8 de ellas totalmente fascinantes ¡Conócelas!

  1. Ataca los problemas de dolor:

El dolor en la espalda baja puede ocasionar que el minino presente dificultades para defecar. Algunos han utilizado la acupuntura o quiropráctica para tratar ese dolor y ayudar al felino a aliviar el daño que le impide evacuar con normalidad.

  1. Manejemos mejor el estrés:

Muchas veces sin darnos cuenta transmitimos nuestro estrés o malas energías al gato o bien, el felino experimentará el estrés por causas propias, sea la razón que sea, debemos enfocarnos en darles a los gatos una vida más tranquila, serena y sobre todo llena de amor, para que cualquier enfermedad pueda sobrepasarla sin ningún problema y sin crear traumas.
Felino estreñido

 

6 Increíbles «Remedios para el ESTREÑIMIENTO en GATOS» ¡Toma nota!

remedios para el estreñimiento en gatos

Todos alguna vez hemos sufrido de estreñimiento, y aunque no lo creas, nuestras mascotas tampoco escapan de este padecimiento. El estreñimiento se caracteriza por la obstrucción de los intestinos a causa de la acumulación de heces y las dificultades para evacuar los desechos, esto puede desencadenar otros problemas de salud en nuestra mascota, por ejemplo, la obstrucción total del colon, cuando esto ocurre es porque el felinos lleva días sin defecar y el cuerpo requiere expulsar los desechos acumulados, pero hay buenas noticias, existen remedios para el estreñimiento en gatos que son muy fáciles y prácticos consejos que te ayudarán en casa.

También te puede interesar: 4 razones por las que un gato vomita bolas de pelo

Los gatos defecan todos los días, si esto comienza a variar, es tiempo que te fijes con mayor detenimiento la caja o el arenero. Si notas que el minino lleva más de dos días sin defecar o que los desechos son bastante duros, es evidente que tu mascota está padeciendo de estreñimiento y debemos llevar al veterinario, quien nos indicará y nos aconsejará lo que podemos hacer.

No es recomendable que el gato pase tantos días sin defecar, lo ideal es conocer las causas que lo han originado y qué tipo de obstrucción es para tener en cuenta los remedios para el estreñimiento en gatos.
Mininos enfermos

9 Causas del estreñimiento en gatos

Existen múltiples causas por las cuales se produce el estreñimiento en gatos, entre ellas, destacan:

  1. Dieta baja en fibra:

Los gatos que tienen dietas bajas en fibra son más propensos a sufrir estreñimiento, cuando esto ocurre las heces se acumulan en el interior de los felinos o defecan con poca frecuencia, en algunos casos pueden hacerlo con color y mucha molestia, por eso es recomendable que tomes nota de los remedios para el estreñimiento en gatos que te vamos a ofrecer.

  1. Falta de agua:

Es necesario que nuestro gato cuente con agua cada vez que lo necesite, que el bebedero esté lleno y sea de fácil acceso, un felino bien hidratado será una mascota más saludable. El agua es vital para el buen funcionamiento del sistema digestivo del minino, pero si no ingiere el líquido suficiente, las heces del gato podrían hacerse muy duras y evacuarlas no será nada sencillo.

  1. La obesidad:

Un gato obeso está expuesto a múltiples enfermedades, el estreñimiento está entre esas opciones, este factor ocasionará que el minino defeque con dificultad.

  1. Dolores o lesiones pélvicas:

Los gatos necesitan arquear su espalda para defecar, pero dolores en la espalda, específicamente en la zona baja o alguna lesión pélvica impide que el felino consiga la postura adecuada para evacuar las heces.

  1. Miedo al arenero:

Los felinos pueden desarrollar miedos y fobias al arenero o la caja, por tanto se cohíben de realizar sus necesidades y terminan haciéndolo en otros lugares de la casa, sin embargo el problema no radica allí, sino que no es recomendable ni mucho menos saludable que el minino aguante tanto las ganas de defecar.

  1. Las bolas de pelo:

Definitivamente las bolas de pelos son un gran problema para los gatos, la acumulación de estas ocasiona que nuestras mascotas presenten dificultades para evacuar las heces. Los expertos aseguran este es uno de los principales problemas que ocasiona la obstrucción. Los mininos con bolas de pelo en su interior difícilmente podrán defecar.

  1. Haber tragado objetos muy grandes:

Los gatos son animales muy curiosos, alrededor del mundo se han conocido múltiples casos donde los gatos han ingeridos objetos muy gruesos como juguetes, huesos, hilos, trozos de telas, entre otros, ocasionando la obstrucción de los canales y por tanto no pueden defecar de forma normal. Es vital que esos pequeños objetos no estén al alcance de las mascotas para evitar escenarios como este, y también cuidar la salud de los mininos.

También te puede interesar: 11 Beneficios de tener un gato para la salud ¡Tener mascotas te hace bien!

  1. Inflamaciones digestivas:

Las inflamaciones digestivas también figuran entre las causas del estreñimiento en nuestros amigos peludos, sin embargo pueden estar tranquilos porque existen remedios para el estreñimiento en gatos que son muy fáciles de preparar y pueden  hacerlos desde casa.

  1. Problemas neurológicos:

Nada puedes dar por descartado cuando tienes una mascota en casa, a veces lo que pensamos que es una simple fiebre o un malestar común puede deberse a una complicación o en el peor de los escenarios, desencadenar otras enfermedades. Los gatos que padecen estreñimiento también pueden padecer problemas neurológicos, por eso cuando veamos algunos síntomas extraños es tiempo de llevar al minino al doctor para que lo evalúe y determine las causas de las afecciones en la salud.
Gatito en el arenero

Síntomas más comunes del estreñimiento en gatos

Si observas que tu gato lleva días sin defecar, es muy probable que esté padeciendo estreñimiento, lo confirmarás una vez que alguno de los siguientes síntomas sea presentado por tu mascota:

  • Vómitos
  • Irritabilidad
  • Pérdida de peso
  • Deshidratación
  • Falta de apetito
  • Se queda mucho tiempo en el arenero
  • Rechazo a la caja de arena
  • Incomodidad al defecar
  • Dolor abdominal cuando está evacuando
  • Letargia
  • Heces secas, duras y muy pequeña
  • Presencia de sangre o mucosidad en las heces

Estén muy atentos a las cajas de arena, será un excelente y primer indicativo de que algo no está marchando bien con nuestros gatos, con el transcurrir de los días los mininos irán dando otras señales de sus estados de salud.

6 Maravillosos remedios para el estreñimiento en gatos

Los tratamientos para tratar a nuestras mascotas dependerá exclusivamente de la causa o diagnóstico del estreñimiento, es necesario tomar en cuenta que no debemos suministrarles medicamentos o fármacos al gato si no es bajo la supervisión médica del veterinario. A veces creemos que si les damos a nuestros gatos los medicamentos que tomamos los humanos, tendrá el mismo efecto sobre los mininos, pero esto no es así, por ende no mediques al felino si no ha sido aprobado por el veterinario. 

También te puede interesar: La mejor arena de sílice para gatos: 4 opciones para tu mascota

Los remedios para el estreñimiento en gatos no necesariamente deben ser fármacos o recetas médicas, también se caracterizan por ser prácticas o consejos muy sencillos que brindarán al gato una mejor calidad de vida y evitarán las molestias de pasar por un estreñimiento.

  1. Cepilla al gato con regularidad:

Para evitar las formaciones de bolas de pelo, debemos cepillar con regularidad a los gatos, los mininos de pelo largo son más propensos a sufrir estreñimiento, pero cepillándolo diariamente eliminarás los pelos muertos y el felino no tendrá la necesidad de retirarlos con su lengua cuando se asea.

  1. La malta es una gran aliada:

La pasta de malta te ayudará mucho cuando el minino está pasando por una fase de estreñimiento, puedes proporcionarla en sus comidas para que el minino la ingiera, tal composición arrastrará los pelos en el organismo. El felino se sentirá mucho mejor.

  1. La hidratación es vital:

Un gato que no esté hidratado tendrá muchos problemas de salud, por eso es necesario brindarle en todo momento el acceso al agua, que los beberos tengan abundante líquido y sean alcanzable para ellos, así las heces serán mucho más suaves y no le ocasionarán problemas ni dolores al momento de evacuar.

  1. Ejercita a tu mascota:

Si el gato vive una vida sedentaria es más propenso a sufrir enfermedades, instalo a realizar ejercicios con circuitos divertidos para que esté entretenido y siempre acceda a realizar actividades físicas.

  1. El calabacín y la calabaza:

Estos dos deliciosos alimentos son buenos para la salud de los gatos y para tratar el estreñimiento, puedes darles puré y así obtendrá fibra natural, el minino evacuará más fácil comienzo calabacín y calabazas.

  1. El aceite de oliva:

El aceite de oliva es uno de los remedios para el estreñimiento en gatos más populares, ya que funciona maravillosamente bien para tratar la acumulación de heces, este producto actúa como lubricante en los intestinos, los alimentos que se encuentren en el organismo y los desechos circularán de forma más sencilla y rápida. Puedes agregar media cucharadita en las comidas diarias del minino pero solo por una semana, si el gato ingiere aceite de oliva de forma prologada puede padecer otros problemas, por ejemplo deficiencia de vitamina A.
Felino estreñido

4 Razones por las que un «Gato Vomita Bolas de Pelo»

gato vomita bolas de pelo

Diversas universidades e instituciones se han encargado de investigar a los gatos y sus enfermedades durante años para conocerlos más a fondo y conseguir mascotas más sanas y felices. Quizás una de las principales preocupaciones de quienes tienen felinos en casa es cuando un gato vomita bolas de pelo, principalmente por el esfuerzo que realizan los gatitos para expulsarlas y porque muchos desconocen si este proceso podría ocasionar efectos secundarios en el organismo de las mascotas.

Te recomendamos visitar: ¿Porqué los gatos tienen pelos en la lengua?: 5 Aspectos a considerar

La revista Journal of Feline Medicine and Surgery publicó un estudio que indicaba que el 75% de los gatos con pelo corto no vomitan bolas de pelo, mientras que un 25% de los mininos con abundante pelaje lo hacen con poca regularidad, entre una y dos veces al año, por ende no deben alarmarse, pero cuando un gato vomita bolas de pelo con frecuencia es una señal que algo no anda bien con nuestro minino.
Gato acicalándose

4 motivos por las que mi gato vomita bolas de pelo

  1. El aseo:

Las papilas gustativas del gato se caracterizan por tener una forma puntiaguda, estas formaciones están compuestas por queratina que las hace resistentes, entonces los mininos utilizan su lengua para asearse y retirar el pelo muerto que tienen en sus cuerpos. El minino ingiere pelos durante el aseo, estos restos avanzan por el tubo digestivo y llegan al estómago donde se forman las bolas de pelo, también conocidas como tricobezoar, los cuales deben vomitar o expulsarlos por las heces.

Cuando el gato está mudando el pelo la ingesta de los mismos incrementa considerablemente pero esto no significa que el gato tenga que vomitar de forma consecutiva, pero si esto ocurre, lo más recomendable es acudir a un médico veterinario para que evalúe al minino, ya que los gatitos podrían verse fuertemente afectados por la bolas de pelo, ya que producen inflamaciones a nivel digestivo y si la bola es muy grande y no puede expulsarla de forma natural, el minino tendrá que ser intervenido quirúrgicamente.

  1. Problemas en el intestino:

Existen dos enfermedades que se producen en el intestino por la ingesta de pelos en el organismo, los cuales coadyuvan a aumentar el espesor del tubo digestivo.

  • Enfermedad Inflamatoria Intestinal (IBD):

Esta enfermedad altera el tránsito regular de los alimentos por el tubo digestivo, los pelos terminan adhiriéndose a las paredes intestinales y poco a poco se acumularán las bolas de pelo. Este proceso puede tardar meses o incluso años, pero lo que sí es seguro es que el gato aumentará vomitará con más frecuencia.  

Asimismo este padecimiento provoca que el minino tenga variaciones en sus heces, al principio los desechos pueden ser muy blancos pero a medida que transcurre el tiempo las heces se hacen mucho más blandas.

Te recomendamos visitar: 7 Etapas que determinan cuánto tarda un gato en crecer ¡Presta atención!

  • Linfomas:

Las enfermedades inflamatorias son la primera etapa para la formación de los linfomas, la presencia de estos se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • Pérdida de peso
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Dolor al momento de hacer palpación abdominal

3.  Problemas cutáneos

Existen enfermedades cutáneas que pueden afectar al gatito, por lo general causan picor y están asociadas a alergias y parásitos, con ellas el gato perderá mucho pelaje y se lamerá o se acicalará muchas horas al día, y la mala noticia es que el sistema digestivo no es capaz de “digerir” la cantidad de pelo que ingresa al organismo.

A causa de estas enfermedades, los mininos pueden tener calvas en la piel, producir caspa u observarás en el piso, la cama, los muebles, incluso en tu ropa, que están perdiendo demasiado pelo.

  1. Estrés:

Los gatos también pueden padecer de estrés y ansiedad, esto los lleva a acicalarse de forma continua, buscando la manera de liberar la angustia y por tanto ingieren más pelos.

Si un gato vomita bolas de pelo y consideras que puede tener relación a cuadros de ansiedad, es necesario que reconozcas cuáles son las causas que han generado la enfermedad, puede ser falta de privacidad, cambios de territorio, la llegada de otros gatos o un bebé, entre otros, los gatos son bastantes sensibles a los cambios, especialmente cuando son adultos.

Gato vomitando

6 Consejos para evitar que un gato vomite bolas de pelo

  1. Cepilla a tu gato con regularidad

Si tu gato vomita bolas de pelo y quieres evitar que esto siga ocurriendo lo más recomendable es cepillarlo constantemente para evitar que ingiera tanta cantidad de pelos cuando se está aseando. Si el gato es de pelo corto puedes cepillarlo semanalmente, pero si tienes una mascota de pelaje abundante como un gato persa, un Bosque de Noruega o un Maine Coon, debes cepillarlo diariamente.

Debes buscar un cepillo adecuado para los gatos, no puedes utilizar cualquier cepillo, especialmente se poseen alergias o enfermedades cutáneas, ya que los mininos de pelo largo son presa fácil para las baterías y parásitos.

Entre el porcentaje de los gatos que vomitan bolas de pelo, los de pelaje abundante encabezan la lista, es normal que un gato persa vomite, pero si observas que de pronto aumenta la frecuencia del vómito, esto no es una buena señal.

  1. Utiliza la malta

Entre los remedios más populares si un gato vomita bolas de pelo, está la malta, un componente que ayudará al minino a eliminar las bolas de forma natural sin necesidad de acudir a cirugías.

La pasta de malta es un componente obtenido de la cebada, mismo ingrediente que se utiliza para la fabricación de bebidas alcohólicas. La malta es mezclada con otros aceites minerales que el organismo del minino no puede asimilar, por tanto, la mezcla recorre los intestinos, y como no es absorbida, arrastra todo el pelo que encuentra y poco después los expulsará de forma sencilla. El minino se sentirá mucho más aliviado.

  1. Darle alimentos ricos en fibra

Si un gato vomita bolas de pelo quizás está necesitando ingerir más alimentos con altos contenidos de fibra, y es que este componente mejora el tránsito intestinal y eliminará los pelos en el organismo del minino. El gato puede comer productos elaborados con hierbas, los cuales están preparados a base de semillas de cebada y calabaza, estos alimentos secos son muy sencillos de preparar, bastará con agregar un poco de agua y ya tu mascota tendrá una comida saludable que le ayudará eliminar las molestas bolas de pelo.

Te recomendamos visitar: 8 Increíbles beneficios de la arena aglomerante para gatos

  1. Ten los bebederos a su alcance

Un gato bien hidratado será una mascota más saludable, por eso debes procurar que sus bebederos estén al día, es decir, siempre cuenten con el vital líquido y se encuentren en lugares de fácil acceso para el minino, porque así podrá ingerir agua cuando lo necesite. Toma abundante agua ayudará al minino a deshacerse las bolas de pelo.

  1. Utiliza el lubricante intestinal

Los lubricantes elaborados con aceite natural son opciones económicas que ayudarán al gato a expulsar las bolas de pelo, estos lubricantes son comestibles, puedes colocarlos en los alimentos, en los pienso del gato o en sus papitas, una vez que ingiera el producto, este se encargará de arrastrar todos los pelos que encuentre a su paso, especialmente los que están pegados en las paredes del intestino. En poco tiempo el felino ya no tendrá bolas de pelo.

  1. Mantenlo distraído

Si el gato se acicala hasta en sus ratos libres, lo más recomendable es mantenerlo distraído para que se le olvide el acicalamiento, puedes utilizar juegos o ejercicios, así el minino olvidará pasar la lengua por el pelaje.

Gatitos siendo cepillados